Despertar del coma y no reconocerse

|

Lo de los médicos chinos que se han despertado del coma provocado por el coronavirus convertidos en negros es tan surrealista que solo puede ser una broma de cámara oculta o una comedia, pero de las malas. No es que se les haya oscurecido un poco la piel por efecto de los fármacos, no; es que son completamente negros. Y nadie se lo explica. Porque si se debe a un fallo hepático, como algunos apuntan, lo suyo es que tomen un color amarillento, no que parezca que son del mismo centro de Kenia. La responsable, en cualquier caso, parece ser la cloroquina, que la Agencia Española de Medicamentos pide que se use con extrema precaución por sus efectos sobre el ritmo cardíaco. Y sobre el color de piel, hay que añadir ahora.

Despertar del coma y no reconocerse