UNA JORNADA CLAVE

|

El sufrimiento que acompañó al deportivismo desde el inicio de la Liga podría, al fin, acabar hoy. No será fácil, ya que para que concluya no solo es necesario que los blanquiazules ganen en Málaga, sino que también tiene que perder el Zaragoza en el campo del Betis. Si se diesen esos dos resultados, la permanencia sería un hecho, sino habría esperar hasta el próximo fin de semana para conocer el destino del equipo coruñés. Cuanto antes se sepa mejor, puesto que la continuidad en Primera División llevaría consigo la supervivencia del club, mientras que el descenso a Segunda podría suponer su desaparición.

UNA JORNADA CLAVE