::::: VIERNES :::::

|

 La Marea condena a Alvedro

FRANCISCO Vázquez, el hijo del coruñesismo hecho hombre, clamaba en sus ya lejanos tiempos de alcalde para que se realizase una segunda descentralización. Durante una temporada fue su mantra –en su caso sería mejor decir letanía, dada su proximidad a El Vaticano–, pues consideraba que el traspaso de competencias del Estado a las comunidades autónomas debía continuar desde estas hacia los ayuntamientos, ya que sino el centralismo se perpetuaría de nuevo. Vázquez nunca consiguió su objetivo y la Marea Atlántica se ha encargado de afianzar aún más el centralismo al plegarse sin pelear a los deseos del mareante de tierra adentro, el alcalde Santiago, y aceptar que Lavacolla sea el aeropuerto central de Galicia, pese a las nefastas consecuencias que tendrá para Alvedro. Si el aródromo coruñés crece de manera incesante es porque ofrece a sus potenciales clientes los vuelos que se ajustan a sus intereses. En el futuro solo podrá ofrecer los que le interesen –mejor dicho que no le interesen– a Martiño Noriega, que no necesitó esforzarse lo más mínimo para alcanzar su objetivo; lo logró con la gorra.

 Un ejemplo de fidelidad indestructible en Galicia

EL casi octogenario Beiras y su joven compañera, Yolanda Díaz, forman una pareja liberal –en el sentido de abierta, no en el de malvado facha–, tanto que su trío con Breogán Riobóo, el vicario de Pablo Iglesias na terra, es indestructible. Los augures había visto en las entrañas de las ocas –de la Alameda de Santiago, of course– que esa relación rozaba la promiscuidad y que fracasaría de inmediato, pero su pronóstico no ha podido ser más erróneo. Su lealtad a tres bandas ha superado incluso la estruendosa ruptura de Podemos e Izquierda Unida en las negociaciones para amancebarse a escala nacional. Pablo Iglesias y Alberto Garzón se han tirado la vajilla a la cabeza a la vista de todos con estrépito, pero el veterano pianista, la joven comunista y el teleoperador de R se han jurado amor eterno y al menos durante unos días serán fieles a su palabra.

 El cambio en la Diputación de Lugo

YA pasó, ya pasó; no fue para tanto. Se lo podría haber dicho una madre a su hijo desconsolado después de que el pediatra le hubiese puesto una vacuna, pero fueron las palabras –sino al pie de la letra, sí en una interpretación libre– del alcalde de Becerreá –el hombre que, pese a estar prohibida la trata de humanos, utilizó el PSOE como mercancía para asegurarse la Presidencia de la Diputación de Lugo– a su homólogo de A Pontenova tras desbancar a la popular Elena Candia. Pasar no pasó nada, pero la ética foise co vento.

 Feijóo suelta peso muerto

LOS drones soportan poco peso; el avión de la Xunta aguanta más, pero tampoco conviene que el lastre se acumule en las bodegas. Feijóo, muy interesado últimamente en las aeronaves, no quiere sobrecargas cerca y se ha librado de los delegados de su Gobierno en Vigo y Ourense, ambos imputados. Como el presidente cree tendencia, allá van Besteiro y el todopoderoso Caballero. Pero parece difícil que el PSOE tenga los mismos “vicios” que la derecha.

 Cameron reconoce que nunca le pediría para salir a Europa

DAVID Cameron, al que algunos atribuyen una juventud con un desmedido amor por los porros e incluso a demostrar su cariño por los animales, ha reconocido sin cortarse un hair que Europa no le va nada, que no siente ningún cariño por ella. Por supuesto que es muy libre de disfrutar con las filias y las fobias que más le pongan, pero con su confesión ha demostrado que De Gaulle era un profeta, pues cuando comenzó la construcción europea después de la Segunda Guerra Mundial mostró sus reticencias a la participación del Reino Unido en el proyecto, ya que consideraba que los hijos de la Gran Bretaña eran un topo de Estados Unidos y dudaba de su fidelidad. A sus órdenes, mi general, habría que decir ahora, al cabo de tantos años.  

 Salomón o el juez del caso “Alvia”

PARTIENDO de la base de que la de juez no es una de las profesiones más reputadas, está claro que tienen su mérito quienes deciden que su traje de faena lleve puñetas en la bocamanga. Pero ese valor no significa que todo lo que hagan deba considerarse acertado. Sin ir más lejos el auto recién hecho público que cierra la fase de instrucción del caso “Alvia” no ha sido recibido como si fuese una pieza maestra del Derecho Procesal. Emular a Salomón no suele ser una buena pauta de conducta y eso es lo que ha hecho el magistrado, que solo imputa al maquinista, pese a admitir que la seguridad en el tramo de Angrois era mejorable. ¡Un viaje gratis en el AVE para el juez!

 Algo más que tapar los baches en Ferrol

ES evidente que el llamado “estacionamiento disuasorio” de la explanada del antiguo cuartel Sánchez Aguilera no disuade a todo el mundo. Llamado a configurarse como una alternativa a las dificultades de aparcamiento en un casco histórico ya de por sí colapsado en este aspecto, se constata que esta superficie necesita algo más que la repetitiva reparación de baches ante el acostumbrado lodazal en que se convierte con las lluvias. Habituados como estamos en Ferrol a llegar con el coche hasta la puerta, carecemos en muchas ocasiones de la más mínima urbanidad, ya saben, esa que indica que hay que respetar al prójimo. El colapso se hace notar también en este espacio, cerrado ayer temporalmente ante la anarquía automovilística.

 Una cárcel repleta de balones de oro

LOS políticos se esfuerzan para conservar en exclusiva la manufactura de chorizos, a la que se incorporan a toda velocidad los recién llegados, pero son tan torpes –también en esto lo son– que hasta los futboleros les comen el terreno. Blatter, Platini y Messi, los number one en los despachos y sobre el césped, tienen problemas por sus reiteradas zancadillas a la ética que en alguno de los casos hasta podrían llevarlos a la cárcel. ¿Habrá urdido Florentino todo el plan para que Cristiano gané el Balón de Oro sin oposición? Vaya usted a saber

::::: VIERNES :::::