EL ARTISTA TOTAL

|

Un inmenso mural cubre la pared de un extremo al otro. Representa un inmenso campo de grelos. En el centro de la plantación, hay un espantapájaros encargado de ahuyentar a las aves invasoras. Se nota que al diseñador le desagradan los traidores, porque lo ha vestido con con chaqueta y camisa de lino y ha cubierto su cabeza con un sombrero, del que escapan unos caracolillos, que, según unos, representan unos rizos y, según otros, el remate de una mazorca de maíz.   
En el ángulo inferior izquierdo, una dedicatoria: “Grelos fields forever. Pra os pais da Galiza ceibe”. El vocabulario empleado revela que el autor no es de estos tiempos, pero su identidad se desconoce, pues los trazos de la firma son ilegibles. Al menos, para quien no sea un experto en arte enxebre. En cambio, los que aspiran a ser los pais de esa Galiza ceibe saben bien quién es y lo consideran el artista total. De hecho ya han acordado dedicarle el primer Día das Letras Galegas que se celebre tras la independencia. Dos redacciones que hizo en el colegio y una poesía que dedicó a una novia que tuvo a los 13 años contienen material suficiente para rendirle homenaje el 17 de mayo en el que los pais y el país estrenen la libertad.
Los pais saben que ese momento no está lejos. Si Kosovo y Sudán del Sur la consiguieron; si Escocia y Cataluña avanzan hacia ella, por qué Galicia no va a alcanzarla pronto. Su desafío actual consiste en acelerar el proceso y están caminando por el buen camino. Su sueño avanzará a velocidad supersónica en cuanto reúnan el dinero necesario para producir en serie el superfurador. Se trata de un martillo neumático con capacidad para perforar desde la superficie de Galicia hasta el centro de la Tierra. Los ensayos con el prototipo han sido plenamente satisfactorios. Después de algo más de 80 horas de trabajo, la broca ha abierto un agujero de casi dos milímetros de profundidad en una losa de granito de O Porriño.
Si se ha logrado esa hazaña en el laboratorio, es evidente que no habrá el mínimo problema cuando la taladradora horade el subsuelo de los campos de grelos. ¡Qué fácil será cortar las amarras con España! No hará falta un referéndum ni mucho menos negociar con Madrid. Después, a navegar por el océano, sin rumbo fijo, hacia donde decidan las corrientes y los vientos. Bajo la claridad de los luceros. Alto ahí, luceros es una palabra suena a fascista. Pues el artista total la emplea en sus dos redacciones. Entonces, rectifico, está admitida. Así iremos al puesto que tenemos allí.

EL ARTISTA TOTAL