El extraño silencio de Ferreiro y los suyos

|

El resultado puede ser positivo, pero llama la atención el ninguneo con el que el Ministerio de Defensa ha sometido al gobierno local coruñés. Andan los mareantes a lo suyo y, mientras tanto, Ministerio y Universidad han firmado la cesión de los terrenos de la Fábrica de Armas para la creación de la Ciudad de las TIC. No deja de ser curioso, ya que los terrenos tendrían que revertir al Ayuntamiento en el momento en el que cesara en ellos la actividad militar y ser el consistorio el que determinara su fin último. Pero Xulio Ferreiro opta por callar, bien sea porque, a la vista de las encuestas, le importa ya todo un pito, o porque, en el fondo, le gusta que ese proyecto de nuevas tecnologías termine allí implantado. Aún son muchos los que no dan crédito ante tanta sumisión por parte de los mareantes, que en otros asuntos en los que ni tan siquiera tienen competencias, han mostrado una beligerancia férrea.

El extraño silencio de Ferreiro y los suyos