El comité de Alu Ibérica retoma todas sus movilizaciones a la espera de la nueva reunión con la Xunta

Una representación del comité de empresa de Alu Ibérica en la protesta de ayer con un cartel que pide la intervención | Quintana
|

Tras el parón de la huelga indefinida a causa de las restricciones del coronavirus y en un gesto de “buena fe” que realizó el comité de empresa de Alu Ibérica hace tras semanas, en esta las retomaron todas, volviendo ayer a manifestarse en la avenida de Rubine, ante una de las empresas consultoras de la factoría alumínica. La protesta de ayer se daba mientras los empleados esperan a la reunión con el vicepresidente segundo de Galicia, Francisco Conde.


“Retomamos todas as movilizacións e, de entrada, esta é unha máis, que se había aplazado tamén cando estivemos con esa mediación da Xunta de Galicia”, explicaba ayer el presidente del comité de empresa Alu Ibérica, Juan Carlos Corbacho.


El parón de la huelga y protestas que se dio hace tres semanas fue, según el comité, un acto de “buena fe”. “Nos habían pedido un gesto de boa vontade”, explicaba Corbacho.


Esta nueva movilización se daba, además, en la misma semana en la que la empresa anunció nuevos despidos, tres de ellos miembros del comité y un cuarto que era delegado sindical, en un acto que los propios empleados tachan de “persecución”.


En el caso de la protesta de ayer, indicaba el presidente del comité que “seguimos considerando a esta empresa (situada en Rubine), que asesora á nosa, como responsable tamén do desastre industrial e laboral que se está levando a cabo na nosa planta, que se está levando a conciencia”.


Despidos

El comité dice que hizo un gesto de buena voluntad al parar la huelga durante la mediación, pero una vez finalizada se encontraron con los despidos de esos cuatro miembros sindicales.



Las protestas siguen siendo las mismas de los últimos meses

Aunque no era ante su planta, los trabajadores de Alu Ibérica entonaban los cánticos habituales en sus protestas, que siguen siendo las mismas de los últimos meses. Así, no solo pedían la readmisión de los trabajadores despedidos, sino que también piden a las administraciones que actúen. Tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como la ministra de Industria, Reyes Maroto, así como la Xunta de Galicia, fueron recordados durante la jornada de ayer por los empleados, reclamando, entre otras cosas, que se intervenga la planta, con el fin de asegurar el plan industrial acordado durante los procesos de venta.


“É unha máis”, indicaba Corbacho. “É unha actitude para nada dialogante”, añadía, al tiempo que apelaba a la necesidad de tener una relación laboral “un pouco normal”, pero “os feitos non acompañan ao discurso”.

“A realidade é que hai en total cinco despedidos, dunha forma, para nós, inxusta e que non se adapta á lei, nin no caso da nosa compañeira, nin no noso”, señalaba, al tiempo que ponía en duda el derecho “á liberdade sindical” en la empresa coruñesa. “Non se nos está permitindo entrar na planta”, añadía.


Reuniones y cartas

Mañana se reunirán con el vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Francisco Conde. Una suerte de continuación de la que ya tuvieron el pasado 28 de diciembre, previa al proceso de mediación que también inició el Gobierno autonómico.


El objetivo es que “con esta nova situación”, en relación a los últimos despidos, los trabajadores quieren volver a disponer de todos sus recursos y pedirles soluciones a las administraciones.


Mañana será a la Xunta, pero el viernes ya acudieron a la Dirección General de Trabajo, en Madrid, a la que le trasladaron “a situación laboral que temos na planta” y a la que volverán a acudir junto al comité de la planta de Avilés. La situación laboral a la que se refieren, según Corbacho, es el resultado “non ter actuado, por non ter cumplido todo o que está estipulado no plan industrial”, y recordaba de nuevo que no se está cumpliendo lo establecido en el proceso de venta.


Hace dos semanas entregaron una carta para la ministra de Industria, Reyes Maroto, para pedirle que asegurase el plan industrial, a la que todavía no tuvieron respuesta. 

El comité de Alu Ibérica retoma todas sus movilizaciones a la espera de la nueva reunión con la Xunta