Un proceso mucho más lento de lo que sería deseable

|

El próximo domingo comenzará la vacunación en Galicia. Como adelantó el Gobierno gallego, lo hará por los usuarios de las residencias de la tercera edad y por el personal que en ellas trabaja. Luego llegarán a los centros sanitarios y, más tarde, a los grupos de riesgo, y así, poco a poco, estarán accesibles para toda la población. Sin embargo, llama poderosamente la atención que llevemos tanto tiempo hablando de las vacunas, de la intendencia para su distribución y que, al final, a Galicia lleguen solamente 500 dosis. Demasiadas pocas como para que los ciudadanos podamos sentir que el fin de esta pesadilla está cerca. Es cierto que está más cerca, pero todavía queda muy lejos el momento en el que podamos decir que hemos alcanzado esa inmunidad de rebaño que suena tan mal pero que será tan positiva para todos. Esperemos que el ritmo de llegada de las dosis se acelere ya que, si siguieran a este ritmo, harían falta ochenta semanas para poder tener vacunados a todos los usuario de las residencias gallegas. Y eso es algo más de año y medio. FOTO: Biden ya recibió su vacuna | efe

Un proceso mucho más lento de lo que sería deseable