La Audiencia da una de cal y otra de arena

La llave del pazo de Meirás | aec
|

No tiene desperdicio la resolución de la Audiencia Provincial coruñesa sobre la propiedad del pazo de Meirás. La titularidad es del Estado, eso está fuera de dudas, pero los magistrados consideran que los Franco tienen derecho a ser compensados por los gastos de mantenimiento y reformas en la propiedad desde 1975. Entienden que los herederos del dictador son “poseedores de buena fe” porque no tenían por qué saber de las irregularidades en la adquisición del pazo, y, ya puestos, que “no resulta relevante si las aportaciones (populares para comprar el inmueble) fueron mayoritariamente voluntarias o se obtuvieron a punta de bayoneta”. No hay más preguntas, señoría. Al menos reconoce que no hubo ni donación ni compraventa a Franco y que es de ley que los nietos del Generalísimo cojan sus cosas –esperemos que solo las suyas– y se vayan.

La Audiencia da una de cal y otra de arena