La plantilla al completo capea el temporal

El futbolista Brunete volvió ayer a trabajar junto al resto de sus compañeros | alborés
|

Doble sesión del Deportivo pasada por agua para la plantilla al completo, disponible y a las órdenes de Rubén de la Barrera, que se ejercitó tanto en la jornada matinal como en la vespertina en la Ciudad Deportiva de Abegondo.


Aunque en un principio estaba previsto que por la tarde, a partir de las 17.30 horas la sesión fuese en el Abanca Riazor, la incesante lluvia y la necesidad de proteger el césped del estadio de cara a la cita del domingo ante el Guijuelo implicaron el cambio de emplazamiento.


Trabajo específico

Volvió a trabajar con el grupo Keko Gontán en el entreno de la mañana, tras ejercitarse el miércoles al margen como medida de protección y dentro de la planificación prevista y pautada para evitar recaídas en la lesión del sóleo de su pierna derecha.


No obstante, en el trabajo de la tarde tuvo entrenamiento específico y fue el único jugador que no saltó al césped de Abegondo.


Al contrario que Adri Castro, que por la mañana fue la única ausencia, debido a que el miércoles fue titular en el duelo del filial con el Paiosaco, y por la tarde se integró en el entrenamiento, aunque más enfocadas a tareas de recuperación.


Con precauciones

En lo tocante a la portería, Lucho García prosigue trabajando junto a Alberto Casal, el preparador de guardametas, y portando una máscara de protección para la nariz.


El pasado jueves se rompió los huesos propios de la misma, tras un golpe fortuito con un compañero, durante la sesión de entrenamiento a puerta cerrada en el Abanca Riazor.


Rubén de la Barrera declaró la semana pasada que esperaban poder contar esta con él, a la espera de cómo evolucione de su lesión.


A diferencia de la sesión de la mañana, con fútbol en espacio reducido, la de la tarde fue más táctica y de una hora exacta de duración. 

La plantilla al completo capea el temporal