Un centenar de personas pide una salida gallega de la crisis previa derogación de la reforma laboral

La marcha para pedir una salida gallega de la crisis acabó en la plaza de María Pita | Patricia g. fraga
|

Algo más de un centenar de personas recorrieron ayer las calles de la ciudad solicitando una salida gallega de la crisis, solución para la cual ponían énfasis en la necesidad de acabar antes con las reformas laborales.


Así, todas estas personas buscaron una forma de mantener la lucha social activa a través de una movilización que partió de hasta cuatro localizaciones diferentes, con el fin de evitar aglomeraciones.


Esas cuatro rutas tenían todas el mismo final, la plaza de María Pita, en la cual ya tenían preparado tantas sillas como personas, para poder atender al manifiesto final de la convocatoria con las separaciones debidas.


Precisamente en la céntrica plaza herculina denunciaban a “incapacidade do sistema para solventar a situación”, en alusión a la fuerte crisis económica, social y sanitaria a la que se está enfrentando, no solo el país, sino gran parte del mundo también.


Solicitaban, por tanto, una salida que busque una recuperación gallega y, para ello, apuntaban a la necesidad de derogar las reformas laborales de 2010 y 2012, así como las de las pensiones de 2011 y 2013. A esto añadían que, a pesar de la presencia del llamado “Goberno máis progresista da historia”, estas reformas laborales “non se cambian con pequenas modificacións”.


Peticiones

Desde la CIG, organización convocante de estas marchas, apuntaban que entre las medidas que proponen para la salida gallega de la crisis, así como para el futuro del país en general, está la creación de un “programa galego de emprego”.


Además, pedían también la “intervención pública dos fondos financeiros”, a lo que añadían la “creación dun banco público galego” o incluso la nacionalización de Alu Ibérica.


En líneas generales, solicitaban también “recuperar os dereitos laborais”, motivo por el cual afirmaban ayer en María Pita que se debe establecer el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el 70% de las percepciones medias del Estado.


Entre las solicitudes sobre aspectos laborales más en boga durante esta crisis, los representantes de la CIG afirmaban que es necesario prohibir la aplicación de los ERTE o los ERE sin la previa autorización administrativa o si no cuentan con el acuerdo del personal.


A este último respecto también apuntaban a la necesidad de acabar con las figuras de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) o de las de los llamados “falsos autónomos”.


Además, por otro lado, durante la lectura del manifiesto apuntaban también que los fondos europeos de reconstrucción tendrán aspectos negativos. “Teñamos claro que as axudas da UE traerán contrapartidas en forma de recortes, reformas e incluso subas de impostos”.


Por todo esto pedían que la salida de la crisis debe radicar en el bienestar de los colectivos y “non en aumentar as ganancias do capital”.


Por toda Galicia

En A Coruña contaron con varios itinerarios hasta María Pita, algo que se repitió en otras convocatorias de Galicia, como la de Santiago de Compostela, la de Lugo o la de Pontevedra, entre otras.


Además, estas marchas para pedir una salida gallega de la crisis también se repitieron por municipios de toda la comunidad, como Cee, Lalín, Boiro, Cangas, Redondela, O Porriño o Ribadeo, entre otras muchas.

Un centenar de personas pide una salida gallega de la crisis previa derogación de la reforma laboral