Calvo critica una ley que permita elegir género por “mera voluntad”

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en una sesión de control del Congreso de los Diputados | EP
|

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, planteó ayer que su principal preocupación respecto a la ley trans es que el concepto de elegir el género “sin más que la mera voluntad o el deseo”, lo que puede poner en el riesgo los criterios de identidad de 47 millones de españoles.


Calvo, entrevistada en la emisora catalana de la “Cadena Ser”, subrayó que ese proyecto necesita “calidad normativa” y “seguridad jurídica” para evitar que los nuevos derechos que se tratan de regular colisionen con derechos ya existentes.


La vicepresidenta, que es también responsable de Igualdad del PSOE, recalcó de este modo que sus discrepancias con el proyecto redactado en el Ministerio de Igualdad no están en los detalles, sino en conceptos de fondo.


“No me preocupan los detalles”, afirmó Calvo, para quien el problema del texto no es que se fije la edad de 16 años para el cambio en el registro sin necesidad de informe médico ni consentimiento de los progenitores, si bien los asuntos que afectan a menores deben estar “particularmente protegidos”


Más allá de eso, la cuestión es que las leyes tienen que ser “muy escrupulosas” y deben tener la suficiente seguridad jurídica como para que los nuevos derechos que protegen no entren en colisión o mermen los ya consolidados.


Visión de Podemos

Mientras tanto, Unidas Podemos atribuyó ayer el debate en torno a la autodeterminación de género en la futura ley trans a su presencia en el Gobierno y “en concreto en el Ministerio de Igualdad” y censuró los argumentos “crueles y agresivos” contra el colectivo.


El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, recordó que en 2019 la Cámara llegó a un acuerdo entre “muchísimas fuerzas políticas”, incluido su socio, el PSOE, y “hasta el PP” sobre la autodeterminación de género en los mismos términos que prevé el borrador de la ley.


Temores del PP

Por otro lado, el Partido Popular está preocupado por la ley trans en la que trabaja el Ministerio de Igualdad, por sus alusiones a los menores y también por la seguridad jurídica de esta normativa, de la que temen que pueda afectar a la ley de violencia de género.


Así lo señaló la diputada del PP, Marga Prohens, que censuró la polémica en el seno del Gobierno acerca de esta ley por ser “una batalla más entre PSOE y Podemos, que tiene en contra a todo el movimiento feminista”.


El PP acusa a la ministra de Igualdad, Irene Montero, de desplegar una “cortina de humo” después de que le hayan “parado” la ley del sí es sí y porque “no le dejan tampoco legislar sobre el aborto”. Dudan los populares de la capacidad legislativa de Igualdad por haber sido “incapaz en un año de llevar una sola ley al Congreso que responda a la preocupación real de las mujeres”. 

Calvo critica una ley que permita elegir género por “mera voluntad”