La calima complica los incendios y el tráfico aéreo en las Islas Canarias

GRAF5403. PUERTO DEL ROSARIO (FUERTEVENTURA), 23/02/2020.- Varios surfistas se adentran en el mar de Playa Blanca, cubierta por una densa calima procedente de África, este domingo en Puerto del Rosario (Fuerteventura). El fuerte viento y la densa c
|

Los fuertes vientos, las altas temperaturas y la falta de visibilidad a causa de la calima complicaron ayer la lucha contra los incendios en Canarias y el tráfico aéreo en las islas, que permanece inoperativo en Gran Canaria y Lanzarote.

El fuerte viento, de hasta 163 kilómetros en las cumbres de Tenerife, según los datos de la Aemet, y la densa calima que afecta a la isla y a toda Canarias impidieron actuar a los medios aéreos en los diferentes focos activos en varias islas.

El incendio forestal que se inició en la Degollada de Tasarte, en el municipio grancanario de La Aldea de San Nicolás, mantiene confinados desde el sábado por la noche en una playa a unos 200 vecinos del barrio de Tasarte, que fueron evacuados después de que el foco avanzara en dirección a la reserva natural de Inaugua.

El foco llevó al Cabildo a pedir la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha destinado 27 militares y tres autobombas al dispositivo de extinción.

El de Tasarte no es el único incendio forestal que preocupa en las islas ayer. El Cabildo de Gran Canaria ha prevenido a los vecinos de Tejeda, que se encuentren cerca del Roque Bentayga, donde se ha declarado otro incendio, de que se preparen y sigan las instrucciones de los servicios de emergencia, ante la posibilidad de que tenga que procederse a su desalojo.

Las condiciones climatológicas en el archipiélago, que sigue en alerta por esta situación, obligaron ayer a suspender o restringir de nuevo la actividad en algunos de las infraestructuras aeroportuarias, como ya pasó el sábado

El aeropuerto de Lanzarote cesó en sus actividades debido al fuerte viento y la calima, según Aena. Tenerife Sur operó con restricción en el número de llegadas, lo que genera retrasos pero no incidentes destacables, señala el Cabildo en un comunicado. Tenerife Norte operó con normalidad, aunque la operatividad se ajustará a la evolución meteorológica.

A raíz del viento, Air Europa suspendió sus vuelos previstos ayer entre Madrid y Canarias. Además, las aerolíneas tuvieron problemas para encontrar hoteles donde alojar a los pasajeros cuyos vuelos han sido cancelados en los aeropuertos canarios.

La calima también afectó al Carnaval de Gran Canaria que fue suspendido, aunque ya se trabaja para reprogramar los actos.

La calima complica los incendios y el tráfico aéreo en las Islas Canarias