El tío de la duquesa Catalina de Cambridge, acusado de golpear presuntamente a su mujer en Londres

Los duques de Cambridge, durante su visita a Hamburgo | CLEMENS BILAN (EFE)
|

El tío materno de la duquesa de Cambridge, Catalina, fue acusado de un delito de violencia de género tras un incidente ocurrido en la madrugada del pasado viernes, cuando presuntamente golpeó a su esposa frente a su apartamento en Londres, tal y como confirmaron fuentes policiales.
Scotland Yard señaló que Gary Goldsmith, de 52 años, fue acusado de “agresión con golpes” y deberá comparecer ante un juez el próximo día 31 de este mes.

La discusión inició en un taxi
La prensa británica informa de que Goldsmith, hermano menor de Carole Middleton, madre de Catalina, golpeó a su esposa, Julie-Ann, después de una discusión entre ambos que empezó en un taxi, cuando volvían de un evento social nocturno.
El propio taxista, Daniel Shepherd, llamó a la policía y posteriormente explicó al periódico The Sun que ambos discutieron después de que ella le acusara de pasar mucho tiempo fuera de casa “consumiendo cocaína con sus socios de negocios”.
Aunque asistió a las bodas de sus dos famosas sobrinas, Catalina y Pippa Middleton, y es padrino del hermano menor de ambas, James, Goldsmith es considerado, de acuerdo con la prensa, “la oveja negra” de la familia, y a menudo es excluido de eventos por sus excesos y salidas de tono.
Catalina está casada con el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, y ambos tienen dos hijos, Jorge y Carlota, de cuatro y dos años respectivamente, y confirmaron recientemente que Catalina está embarazada de su tercer vástago.

Pruebas de detección del VIH
El príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel II de Inglaterra, y hermano menor de Guillermo, también ocupó esta semana los tabloides británicos ya que animó a que la población se someta a pruebas regulares del virus del sida, durante una gala de los premios “Attitude magazine”.
El hijo menor del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales recogió el pasado jueves en nombre de su madre, el “Legacy award”, un galardón póstumo por sus esfuerzos para dar a conocer esta enfermedad, que se entregó en la ciudad londinense.
“Ella sabía que el sida era una de las cosas que muchos querían ignorar y que parecía un desafío sin esperanza”, explicó en su intervención, y aseguró que si su madre estuviera viva estaría “al lado” de los enfermos de sida.
Enrique mencionó que, cuando su madre vivía, había un gran desconocimiento sobre el mal y que ella sabía que provocaba “una situación peligrosa al mezclarse con la homofobia”, algo que Diana de Gales quiso combatir tomando la mano de un hombre con VIH delante de los fotógrafos en 1987.
El hermano del príncipe Guillermo también recordó que los tratamientos antirretrovirales efectivos llegaron un año antes de la muerte de su madre, ocurrida en 1997, y lamentó que ella no vivió para ver que este tratamiento ha “salvado incontables vidas en el Reino Unido y por todo el mundo” hasta el día de hoy.
“Creo que ella estaría explicando a todo el mundo que con un tratamiento efectivo, siendo gratuito y disponible en el Reino Unido, todos deberíamos someternos a las pruebas de forma regular”, añadió el príncipe Enrique.
La princesa Diana de Gales murió hace veinte años, el 31 de agosto del año 1997, en un accidente de tráfico en París, junto a su amigo Dodi Al Fayed.
Las investigaciones oficiales revelaron que el motivo de su fallecimiento fue el estado de embriaguez del conductor del vehículo. Sin embargo, existen muchas teorías sobre su muerte. l

El tío de la duquesa Catalina de Cambridge, acusado de golpear presuntamente a su mujer en Londres