La Xunta pide al Gobierno reformas para establecer “cordones sanitarios”

Un grupo de personas disfruta de una terraza en Lugo el mismo día en que el Ministerio de Sanidad ha decretado el cierre de ocio nocturno | c. castro (efe)
|

Galicia ha solicitado al Gobierno central reformar las medidas legislativas para luchar contra la pandemia del Covid-19, entre las que figuran establecer “cordones sanitarios” o restringir el derecho de reunión con el fin de evitar contagios. 

Así lo solicitó ayer el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, en una carta enviada al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que aboga por dar “seguridad jurídica”, informa la Xunta en un comunicado. 

La Xunta propone hacer cambios normativos que introduzcan medidas suficientes para prevenir la propagación del coronavirus y “evitar tener que recorrer continuamente al denominado estado de alarma”, que permite al Gobierno central restringir temporalmente la movilidad de la población. 

“Las comunidades autónomas necesitan herramientas legislativas que vayan más allá de las autorizaciones judiciales, y que les aporten seguridad jurídica a la hora de establecer medidas o restricciones en cada una de las autonomías”, indica el conselleiro. 

Posibilidad de confinar
Así, sugiere que la nueva legislación permita a las autoridades “la posibilidad de adoptar medidas generales” tales como “cordones sanitarios, o posible confinamiento de la población o la opción de limitar el derecho de reunión”. 

El representante de la Xunta de Galicia, que aporta las sugerencias con un informe jurídico, indica que según algunos juristas, “en caso de que estas medidas cuenten con carácter general, no estarían sujetas a la ratificación judicial para poder ser adoptadas”. 

Subraya, además, que la modificación legislativa debería “definir cuales serían las competencias estatales y autonómicas” en casos de que la situación “afecte a más de una comunidad”, como es el caso de las desplazamientos de personas entre comunidades autónomas. 
Asimismo, en aras de prevenir y evitar la propagación de la pandemia de Covid-19 en los próximos meses y de establecer medidas de coordinación, Almuiña propone una reunión monográfica para estudiar “medidas generales” sobre el retorno de los alumnos a las aulas. 

Actualización de las medidas
Las nuevas medidas pactadas por las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad se harán efectivas esta medianoche en Galicia. El Diario Oficial de Galicia publicó ayer la orden en la que se recogen estas actuaciones y se actualizan algunas de las medidas ya aplicadas por el Gobierno gallego, que afectan especialmente al ocio nocturno y a los locales de restauración.

En el caso del consumo de tabaco (medida ya aplicada en Galicia), únicamente se podrá exceptuar la obligación del uso de máscara cuando se garantice esta distancia de seguridad (dos metros), incluidas las terrazas y los espacios al aire libre.

La Xunta modifica las acciones aplicadas en el territorio y las extiende tanto a cigarrillos electrónicos como a cualquier dispositivo de inhalación de tabaco o similares, como pipas de agua o cachimbas.

El consumo en los locales podrá realizarse tanto en barra como en la mesa, pero siempre manteniendo la distancia de seguridad interpersonal entre clientes. Las mesas, además, no podrán superar las diez personas.

Los establecimientos de hostelería y de restauración no podrán admitir clientes a partir de la medianoche y estarán obligados a cerrar a las 01.00 horas.

Los locales de ocio nocturno (discotecas, pubs, cafés-espectáculo, de fiestas o de conciertos) permanecerán cerrados. Según el escrito trasladado por el Ministerio a la Xunta, este tipo de establecimientos constituyen actualmente el origen de los brotes epidémicos con mayor número de casos asociados y de gran parte de la transmisión comunitaria.

Por otro lado, se recomienda que las reuniones privadas no superen las diez personas y se utilice mascarilla entre no convivientes, además de restringir los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable.

La Xunta pide al Gobierno reformas para establecer “cordones sanitarios”