La Xunta apuesta por poner en valor los árboles singulares

31 marzo 2014 portada A Coruña.- Los coruñeses podrán disfrutar de la sombra y la majestuosa imagen del centenario metrosidero que crece en el patio del cuartel del 092 en la calle de Orillamar
|

El Centro de Investigación Forestal de Lourizán, situado en el municipio de Pontevedra, acogió un congreso nacional sobre árboles singulares con el fin de promover la concienciación ciudadana para proteger este patrimonio forestal.
Entre los asistentes estuvieron presentes el director xeral de Ordenación e Produción Forestal, Tomás Fernández-Couto, y la directora xeral de Conservación da Natureza, Ana María Díaz.
Ambos constataron la importancia que tienen los árboles singulares para Galicia, así como “la riqueza que encierran las tierras gallegas en este ámbito”, según explicó la Xunta. En este sentido, los responsables autonómicos apostaron por la divulgación de este tipo de formaciones para promover su conservación y respeto ciudadano, dado su valor científico, cultural, didáctico, paisajístico y ornamental.
Entre las conclusiones, apuntaron la necesidad de “ampliar el catálogo” a otros ejemplares y medidas para su “correcto mantenimiento”. 
Los expertos resaltaron, asimismo, que es necesario “crear un banco de germoplasma y desarrollar protocolos de trabajo de clonación”, ya que estos árboles poseen “un valor genético incalculable” y, en muchos casos, “son los únicos representantes de antiquísimas formaciones vegetales que existieron hace cientos de años”. 
Este congreso permitió poner en valor el patrimonio que representan estas plantaciones, que por sus características están consideradas verdaderas reliquias botánicas. 
Precisamente, en la comunidad gallega están catalogadas desde el año 2011 un total de 145 ejemplares y 32 formaciones arbóreas. n

La Xunta apuesta por poner en valor los árboles singulares