El carril bici de Linares Rivas impide el acceso a las aceras de los vehículos de emergencias

el ideal gallego-2019-01-03-005-0fd580cd
|

El Gobierno local insiste en que la accesibilidad es una de las grandes preocupaciones. Sin embargo, no siempre se puede conjugar con otras cuestiones que resultan igualmente importantes para el Ayuntamiento, como la movilidad. Un ejemplo de ello es el carril bici en sentido salida a la altura de Linares Rivas: los bolardos que lo jalonan impiden el estacionamiento de los coches, pero no están pensados para facilitar la aproximación de los servicios de emergencias. Fuentes bien informadas aseguran que estos no fueron consultados al respecto por el Gobierno local. 

El resultado es que, en caso de que una ambulancia se detenga, “será igual que si non tiveran sacado os aparcamientos”, comenta Emilio Francos, de la Asociación Galega de Técnicos de Emergencias Sanitarias (Asgate). Una intervención solo para recoger a un enfermo puede durar diez minutos o más, durante los cuales el vehículo deberá permanecer sobre un carril, bloqueando el tráfico, sin que la Concejalía de Movilidad Sostenible haya adoptado una opción mejor aprovechando las obras.

Pero el Gobierno local lo valora de otra manera. Considera que los posibles trabajos de los servicios de emergencias están “garantidos” a lo largo de este trecho. Según la postura oficial, todos los trabajos vinculados a la red ciclista procuran “mellorar as condicións de accesibilidade e da mobilidade peonil da zona na que se executan os distintos carrís bici”. Desde Asgate reconocen que la situación no ha empeorado, puesto que al no existir coches aparcados, aunque no sea posible aproximar la ambulancia, por lo menos es más fácil maniobrar la camilla. 

A la espera de juicio 
Sin embargo, todavía no se ha producido ninguna emergencia en la zona desde que se instaló el carril bici, así que la prueba de fuego aún está por llegar. “Cando teñan pasado un par de meses e poidamos comprobar como funciona, podremos emitir un juicio”, indican desde Asgate.
De momento, los juicios más críticos han partido de los propios ciclistas. Aunque todos apoyan de manera unánime la política municipal de una red de carriles bici que sea más práctica que la que existía hasta ahora, han formulado varias objeciones a cómo se ha ejecutado. El colectivo Mobi-liza destacó que el tramo del carril bici metropolitano a su paso por los Cantones que ya está en uso necesita mejoras a pesar del corto plazo de tiempo transcurrido desde su inauguración. Así, señalan que existen baches y charcos que dificultan la circulación de las bicicletas y ponen en peligro la seguridad de sus usuarios, por lo que reclaman que se arregle el asfalto. 

El carril bici metropolitano suscitó las críticas de la asociación Crunia. Se les había prometido que el carril bici metropolitano estaría finalizado el pasado verano. Ahora el Ayuntamiento estima que las obras terminarán este trimestre.

El carril bici de Linares Rivas impide el acceso a las aceras de los vehículos de emergencias