Feáns ve en la planta de tratamiento de residuos de Santa Icía una amenaza para su biodiversidad

Los proyectos en el barrio están paralizados, entre ellos, el de recuperación del río | pedro puig
|

Porque Feáns está más cerca de Santa Icía que de Novo Mesoiro, el proyecto que presentó la Consellería de Medio Ambiente en su web sobre una planta de tratamiento de residuos para A Teixoeira, que colinda con A Coruña, está causando malestar entre los vecinos de un barrio conocido por la biodiversidad de especies que alberga en sus entrañas.
A través de diferentes reuniones, los afectados se están informando de las consecuencias en caso de que el Gobierno autonómico le dé luz verde a la propuesta presentada por Gesmaga y que se extendería sobre un perímetro de 18.000 metros cuadrados, muy próximo al cementerio y la Urbanización Breogán. En el informe aparece reflejado que se levantaría en un terreno cualificado como rústico de protección forestal y que implicaría la apertura de accesos por el monte y la consecuente destrucción de fauna y vegetación, según los afectados.
Es por eso que esperan que no se lleve a cabo lo que supondría una “auténtica amenaza” para una zona verde que desde el Ayuntamiento tratan de recuperar y en consecuencia para otras contiguas como son Novo Mesoiro, Someso y San Vicente de Elviña, O Vío y O Quinto Pino, que también se comerían las micropartículas contaminantes procedentes de la fábrica, según los residentes.
Por su parte, el BNG presentó la semana pasada una moción en el pleno de Arteixo, a través de la concejala Silvia Seixas, en la que pidió el rechazo de la corporación a su instalación, con el apoyo de PSOE y Tega y la negativa del PP. La portavoz nacionalista Avia Veira critica que “el tema está moi ás agachadas” y es por eso que desde el partido están dando a conocer la problemática a distintas entidades.
El Bloque cree que la declaración de impacto medioambiental que desarrollan corresponde a un planteamiento inicial, porque “a actividade tende sempre a ampliarse” y en todas las plantas, “acábanse acumulando residuos e prodúcense vertedoiros”. Veira no entiende cómo el Gobierno autonómico está barajando construir una cuarta infraestructura cuando ya existen tres de este tipo, en vez de ampliar alguna de las otras. Denuncian que en el estudio no especifican las medidas que se van a adoptar para pormenorizar el impacto medioambiental ni la transformación urbanística que soportará Santa Icía. Tampoco el hecho de que se tratarán residuos como plásticos, aluminio, plomo o restos de pintura. Los nacionalistas recuerdan el daño que supuso en su momento la refinería, la autopista AG-55, la carretera al Puerto Exterior, la AC-552, gasoductos y las líneas de alta tensión.
Río Mesoiro
En este sentido, el principal barrio afectado, Feáns, está pendiente del proyecto del Ayuntamiento para restaurar el río Mesoiro. Desde la concejalía de Medio Ambiente aseguran que las obras se licitarán en breve después de que en noviembre de 2016 le adjudicaran su redacción a la firma Egis Eyser. Sin embargo, desde entonces no ha habido ningún movimiento en lo que anunciaron como la adecuación de senderos peatonales e instalación de mesas y bancos, así como comederos y refugios para recuperar las especies amenazadas.
Lo que sí prevén es el arreglo de la calle de Correlo, donde se producen importantes inundaciones en invierno. El Ayuntamiento asegura que los trabajos comenzarán en septiembre. l

Feáns ve en la planta de tratamiento de residuos de Santa Icía una amenaza para su biodiversidad