Paul George agua la fiesta del anillo al vecino ‘rico’

Marc e Ibaka protagonizaron un duelo desigual | ROBERT GAUTHIER
|

Los Clippers, liderados por un sobresaliente Paul George, salieron vencedores (109-116), del primero de los duelos de temporada regular frente a los Lakers, a quienes aguaron la fiesta de la entrega de anillos.

El derbi angelino también lo fue español. Y también ganó el visitante. Serge Ibaka debutó como clipper saliendo de inicio –como falso ‘5’– y completó una excelente hoja de servicios: 15 puntos (3 de 4 en tiros de dos y 2 de 3 en triples), 6 rebotes, 1 tapón y... responsable en gran parte del horrendo debut de Marc Gasol como laker.

El santboiano solo estuvo en cancha 12 minutos, en los cuales cometió cinco faltas, capturó un rechace y repartió una asistencia. Tampoco estuvo a su mejor nivel su pareja en la pintura, Anthony Davis, autor de 18 tantos y 7 capturas. Ni un LeBron James que firmó 22 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias. Sí, Montrezl Harrell, el ala-pívot ‘birlado’ al vecino: 17 tantos, 10 rechaces y 3 asistencias.

Muy por encima de todos ellos, y de su compañero Kawhi Leonard (26 puntos, pero con 10 de 26 en tiros de campo), voló George: 33 (8 de 10 en lanzamientos de dos y 5 de 8 desde el arco), 6 capturas y 3 pases letales. Más allá de las cifras, el alero californiano tiró de los Clippers en la segunda mitad, fase en la que anotó 24 tantos, y prácticamente sentenció al vecino ‘rico’ con un espectacular 3+1, a falta de seis minutos y medio para la conclusión, que dio a los Clippers una renta de una docena de puntos (92-105).

Fue el eplílogo de una victoria anunciada desde un primer cuarto donde los pupilos del exlaker Tyronn Lue pillaron a los de Frank Vogel con las sábanas pegadas.  En un abrir y cerrar de ojos, la renta visitante alcanzó los dobles dígitos (10-22) y cerca de los diez minutos, la doble centena (17-37).

Siete puntos seguidos de Kentavious Caldwell-Pope en el segundo cuarto rebajaron el déficit en más de la mitad (35-44), y siete de LeBron en el tramo final dejaron la herida prácticamente suturada (54-56). Pero a lo máximo que llegaron los campeones fue a empatar a 75. Siete puntos de George, en el cierre del tercer acto, dispararon al vecino ‘pobre’.

Paul George agua la fiesta del anillo al vecino ‘rico’