Rajoy plantea acometer la reforma de la Constitución en 2016 si hay consenso

GRA093 MONDARIZ BALNEARIO (PONTEVEDRA), 11/08/2015.- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que sigue de vacaciones en Galicia y ha visitado hoy Mondariz Balneario, una pequeña localidad del interior de Pontevedra, con menos de 700 habitantes,
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, planteó ayer que 2016 será un buen momento para comenzar los trabajos para la reforma constitucional “si existe consenso y acuerdo”.
Rajoy, que sigue de vacaciones en Galicia, visitó Mondariz Balneario, una pequeña localidad del interior de Pontevedra, con menos de 700 habitantes, y sede de uno de los establecimientos termales más representativos del país.
Sobre el inicio de la reforma constitucional, Rajoy reiteró que el “buen informe” que hizo el Consejo de Estado en 2006 puede ser la base sobre la que iniciar los trabajos de forma “serena” y “tranquila”.
En cualquier caso, recordó que tras evitar “la quiebra de España”, que era la principal prioridad en la actual legislatura, en la próxima “se pueden y se deben hacer otras cosas”.
Entre ellas ha citado la reforma del sistema de financiación autonómica, pues era “absurdo” hacerlo antes, dado que no había ingresos suficientes para repartir a las comunidades.
Recordó Rajoy que hasta el momento se han hecho dos reformas y que la última de ellas –con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero– fue muy importante, dado que incluyó el compromiso con el control del déficit, lo que ha permitido a España recuperar el crédito en el exterior.

PSOE
Por su parte, la reforma constitucional que el PSOE pretende abordar la próxima legislatura no abrirá el debate sobre el mantenimiento o no de la monarquía como modelo para la jefatura de Estado al considerar que la Corona puede seguir contribuyendo a la estabilidad de la democracia en España.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, llevará en su programa electoral de las generales una propuesta de revisión integral y profunda de la Carta Magna, pero sin “cuestionar los cimientos” del Estado, informaron fuentes socialistas.
Pese al alma republicana de un buen sector del partido, los socialistas consideran que la monarquía no es percibida por los ciudadanos como algo que “tenga que ser sujeto de reforma”, por lo que no tienen intención de incluir este asunto en su reforma, ni abrir la puerta a que se pueda cuestionar.
El único punto que el PSOE tocaría en la Carta Magna sobre la jefatura del Estado es el relativo a la eliminación de la primacía del varón en la sucesión a la Corona, aunque también estaría dispuesto a hacer alguna mención a aspectos como la renuncia sucesoria y a remarcar la necesidad de transparencia en la institución, según fuentes socialistas.
Más allá de estos puntos, el PSOE “no ve motivo” para que la Corona forme parte del debate de la reforma constitucional, aunque no impedirá que los grupos puedan hacer propuestas en torno a ello.
“No vamos a cuestionar los cimientos del Estado como pretende Podemos. La monarquía es un modelo de estabilidad y permite consolidar la democracia”, según las fuentes.

Rajoy plantea acometer la reforma de la Constitución en 2016 si hay consenso