La Academia de Cine responde a Montoro que él tiene fecha de caducidad “como los yogures”

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-12-041-a94f947f
|

La junta directiva de la Academia de Cine dirigió una carta el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la que le indican: “usted, como los yogures, tiene fecha de caducidad, la creatividad no”.
La academia responde así a las recientes declaraciones de Montoro en las que apuntaba que uno de los principales problemas del cine español era su calidad, y no la escasez de subvenciones, unas palabras que a al mundo del cine les producen “pena y congoja”.
En la carta le reconocen al ministro su “amargo sentimiento” de que el cine español sea valorado “más fuera que dentro de nuestras fronteras” y su sensación, “ojalá equivocada”, de que Montoro “pertenece a ese sector que, sin argumentos racionales, desprecia y deslegitima” el trabajo de los profesionales del celuloide. En España, lamentan, “ese sector visceral tiene gran fuerza mediática e incluso, lo que es mucho peor, en el poder político”.
“Son aquellos que abominan del cine español que no ven. Y la pregunta es obvia: ¿cómo puedes rechazar aquello que no has visto?”, se preguntan.
La Academia se atribuye la responsabilidad de las más o menos 200 películas que se producen cada año. “Entre ellas, como en todas las cinematografías del mundo, hay películas malas, regulares, buenas, muy buenas e incluso algunas excelentes”, indica la misiva.
“Por supuesto que la intención de todos aquellos que participan en una película es la de hacer un producto cultural (e incluso de entretenimiento) que goce del favor del público al que va destinado, e incluso de aquello que se conoce como crítica”, prosigue.
Recuerdan que el cine español está “muy bien valorado” en el exterior –en 2012, las películas nacionales recaudaron un 36,8% más fuera que dentro– y que “siempre” está presente en los certámenes internacionales.
“Nosotros anhelamos un buen futuro para el cine español y por ello nos gustaría olvidarnos de lo que ha sucedido, o de lo que sucede, pues el  se puede lamentar pero es imposible rehacerlo”, señalan.

La Academia de Cine responde a Montoro que él tiene fecha de caducidad “como los yogures”