Sánchez niega que los resultados del 25-S vayan a afectar a sus planes

Pedro Sánchez reacciona tras escuchar una pregunta durante una rueda de prensa aec
|

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dedicará esta semana a apoyar a los socialistas vascos y gallegos en la recta final de sus campañas y, pasado el 25S, retomará sus contactos para determinar si hay posibilidades de lograr un acuerdo con Podemos y Ciudadanos que evite unas terceras elecciones.
Según fuentes de Ferraz, Sánchez mantiene sus planes y en ellos no va a influir lo que ocurra el domingo. El líder del PSOE se está volcando en esta campaña, pero, apuntan, el resultado no se le puede imputar.
Eso sí, esta semana sus esfuerzos van a estar en Galicia y País Vasco. Después de un fin de semana de actos en San Sebastián, Pontevedra y A Coruña, ayer hizo un alto en Madrid antes de volver al norte para seguir participando en la campaña.
En concreto, estará hoy y el jueves en el País Vasco y el mañana y el viernes, en Galicia. El sábado, jornada de reflexión en estas dos comunidades, estará en Barcelona, para participar en la Fiesta de la Rosa del PSC en la pineda de Gava.
Antes de la cita con las urnas del domingo, volverá a estar con los candidatos de los socialistas a las próximas elecciones, Xoaquín Fernández Leiceaga a la Xunta e Idoia Mendia, a la Lehendakaritza, con quienes compartió cartel en varias ocasiones en esta campaña y a quienes confía en ayudar a obtener un buen resultado.

optimismo
De hecho, en Ferraz creen que a los socialistas les irá bien el domingo. Esto pasa por mantener la segunda plaza en Galicia , cuando casi todas las encuestas dan por seguro el sorpasso de En Marea, e incluso las opciones de gobernar si el PP no revalida su mayoría absoluta.
Mientras tanto, en Euskadi los pronósticos no son tan buenos, pero la dirección no cree que se vaya a producir la debacle que dibujan los sondeos, que apuntan a que perderían la mitad de sus escaños.
Sánchez se volcó en estas elecciones autonómicas, pero la dirección socialista desvincula los resultados del panorama nacional. De hecho, aseguran que, una vez pase el 25-S, volverá a mirar a Madrid y seguirá explorando las posibilidades de una alternativa al PP.
En un principio, se intentó continuar con los contactos con los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera, durante la campaña, pero finalmente estas llamadas esperarán a después de las elecciones.
Eso sí, durante sus actos de campaña, Sánchez insistió en su apelación a los dos nuevos partidos. Lo hizo el domingo desde Vilagarcía, donde hizo “un llamamiento personal” a Iglesias y Rivera para que “piensen bien” la posibilidad de formar un gobierno, porque cree que “merece la pena”.

postura firme
En sus mítines, también se esfuerza en defender sus argumentos para rechazar la investidura de Mariano Rajoy, una postura que, según Ferraz, cuenta con el apoyo de la militancia, a tenor de cómo responde a sus explicaciones, y de la que no se va a mover.
Así, Sánchez mantiene su determinación de evitar unas nuevas elecciones por la vía del pacto transversal que ya buscó después del 20 de diciembre sin éxito. Y retomará su “hoja de ruta” pese a que no cuenta con el apoyo unánime de su partido.

Sánchez niega que los resultados del 25-S vayan a afectar a sus planes