Abanca estima que las compras en el propio municipio crecieron un 16% esta Navidad

Una mujer sale con sus compras de una pastelería | aec
|

El peso de las compras dentro del municipio creció un 16% durante estas navidades por la menor movilidad, según el observatorio Abanca by Ieside, que publica ayer la novena entrega de su informe sobre la actividad comercial en Galicia.

En esta edición muestra la situación correspondiente al periodo comprendido entre el 30 de noviembre y el 10 de enero, y pone de manifiesto una caída del 7% en la actividad comercial de los establecimientos gallegos durante la pasada campaña de Navidad respecto al año anterior.

Si se elimina el ámbito geográfico para incluir los datos del comercio online, la caída es del 6%. No obstante, mantiene una acusada disparidad por sectores, con establecimientos que muestran crecimientos interanuales, como alimentación (+24%), hogar (+11%) o multimedia (+12%), y otros con caídas, como moda (-27%) o restauración (-36%).

Las limitaciones a la movilidad que afectaron a numerosas localidades provocaron un incremento del 16% en el peso de las compras realizadas dentro del municipio del consumidor y un descenso del 38% en el de las efectuadas fuera de su provincia.

 

Reducción notable

Respecto a 2019, las compras fuera del municipio se redujeron de manera más notable en las provincias de A Coruña (del 50,9% al 42,7%) y Ourense (del 51,6 al 45,8%), mientras que Lugo registró la mayor reducción de las compras fuera de la provincia (del 15,8% al 8,8%).

Por el contrario, las compras online registraron un impulso cifrado en un 37% respecto al mismo período de 2019. Con ello suponen ya el 16% de las compras totales realizadas por los clientes gallegos de Abanca.

El uso del efectivo sigue siendo menor que hace un año (36% frente a 42%). La utilización de este medio de pago registró un descenso del 12% en diciembre y primera semana de enero respecto al mismo período del año anterior.

Por sectores, los establecimientos de alimentación siguen siendo los que muestran unos mejores registros de ventas. Como consecuencia de las celebraciones navideñas, este año más centradas en los hogares y menos en los establecimientos de restauración, el gasto en alimentación alcanzó en diciembre un nivel un 55% superior al momento anterior a la crisis y un 24% por encima del año pasado en estas fechas.

Similar tendencia muestra el gasto en farmacias, que en diciembre se situó un 31% por encima del momento anterior a la crisis y un 9% por encima de 2019.

El comercio minorista presenta un nivel de actividad un 13% inferior a las mismas fechas de 2019 (7% incluyendo el comercio electrónico), aunque de nuevo “con acusadas disparidades”, destaca el informe. Moda y complementos cae un 27%.

Abanca estima que las compras en el propio municipio crecieron un 16% esta Navidad