La Asociación de Empresarios se prepara para una desbandada de varios de sus socios

13 octurbe 2013 página 17 Sada.- Bernardo Valiño, presidente de la Asociación de Empresarios de Sada
|

La Asociación de Empresarios de Sada e As Mariñas no vive su mejor momento en cuanto a la aceptación tanto entre los propios socios como entre la población sadense. De hecho, en las últimas semanas se está escenificando lo que se venía suponiendo desde hacía tiempo, es decir, la baja como socios de varios emprendedores exclusivamente por las diferencias y desacuerdos con la forma de llevar la asociación de su presidente, Bernardo Valiño.
Los últimos acontecimientos han puesto de manifiesto lo que muchos de estos empresarios ya pensaban desde hace meses e incluso años. Algunos de ellos, consultados por este diario, admiten que el capítulo del hotel y, como gota que colmó el vaso, la última edición del Mariñán –el periódico editado por la asociación–, han sido los detonantes de una gestión de Valiño que no están dispuestos a seguir soportando con el pago de sus cuotas mensuales –18 euros por socio–.

hotel
La primera de esas cuestiones, la del hotel, en la que Valiño ha hecho campaña, de manera insistente, por la llegada de la Universidad Fernando Pessoa, llegando incluso a ironizar con las intervenciones de los concejales del Gobierno local en el pleno que trató el tema del hotel, provocó un creciente malestar entre muchos socios, por no hablar de la perplejidad del Ejecutivo ante lo publicado.
Cosas como acusarles –a los concejales del Ejecutivo– de “miserias” y “engaños descarados”; comparar a la responsable de Educación, Raquel Bolaño, con la “señorita Rottenmeier”; o firmar que el edil de Urbanismo, Francisco Montouto, peca de “autoritario” y “confunde a los vecinos con alumnos de Primaria”, además de recordar un incidente, de hace ya casi siete años, que le obligó a dimitir en su anterior etapa como concejal.

problema
Desde el Gobierno local no quieren siquiera valorar este asunto y el alcalde, Benito Portela, ya manifestó en este mismo medio, en una entrevista el pasado domingo, que esperaba que la relación entre el Ayuntamiento y la Asociación de Empresarios fuera buena, tal y como había sido históricamente.
Al mismo tiempo, el regidor subrayó que debían ser los propios empresarios los que debían solucionar el problema con su presidente en el caso de que entendieran que la situación constituyera, efectivamente, un problema.
Y, a tenor de lo que han opinado algunos de los empresarios asociados, sí parece haberlo. “Entre todos hay que darle sentido al comercio. Así morimos y morimos enfadados. No tengo nada en contra de Bernardo, pero sí lo tengo contra la idea de intervenir y teledirigir todo lo que no le conviene”, indicó uno de ellos. Y no es el único. Otro de los empresarios que deja de pagar la cuota aseguró: “Me doy de baja porque quiero a Sada y no voy a colaborar en la autodestrucción que se ve a leguas y que va a provocar este camino que cogió Valiño”.

dinamización
Y es que muchos de estos ya exsocios, además del tema del hotel y del uso que el presidente de la asociación le da al periódico pagado por ellos, se quejan de lo poco que repercute en su actividad la gestión de la entidad. 
En definitiva, no ven que se trabaje en potenciar la dinamización del comercio y de la hostelería, ven una asociación muy politizada y no se ven representados en ella.
“En otras ocasiones también ha habido diferencias, con otros presidentes, pero no era tan llamativo como ahora”, relataba ayer otro de los que se han marchado de la asociación recientemente.

La Asociación de Empresarios se prepara para una desbandada de varios de sus socios