El PSOE y el PP polemizan en el Parlamento gallego por las plazas de comedor del colegio A Rabadeira

|

Los grupos del PSOE y del PP del Parlamento gallego polemizaron ayer por el problema generado en el colegio A Rabadeira, de Oleiros, debido a las plazas de comedor.

El parlamentario socialista José Luis Méndez Romeu reclamó el cese de los que él considera implicados en la desviación de poder y discriminación en la concesión de las mencionadas plazas “para beneficiar ao fillo de altos cargos da Xunta”.

Romeu recordó que el curso académico comenzó con la dimisión de la dirección del centro educativo porque, según él, la Consellería de Educación se comportó de manera arbitraria para conceder una plaza al hijo de dos altos cargos.

El diputado asegura que la solicitud fue admitida a pesar de ser entregada fuera de plazo y obviando otras 31 solicitudes. Añade que el PSOE lleva cuatro aguardando una solución a los casos no atendidos y que la Xunta ofrezca alguna explicación mediante ceses o destituciones.

Méndez también dijo que el resto de las solicitudes presentadas se postergaron y discriminaron a pesar de cumplir con los requisitos e indicó que la Xunta admitió a más alumnos “logo do escándalo provocado por esta actuación”.

 

cuestión solucionada

Por su parte, la parlamentaria popular Marisol Piñeiro defendió durante su intervención que todos los alumnos con derecho a plaza de comedor tienen acceso al servicio, al igual que aquellos que reclamaron que también tenían derecho a una plaza.

“Trátase dunha cuestión xa solucionada e máis que zanxada e este centro de ensino funciona neste momento con total normalidade”, dijo Piñeiro.

La diputada del PP manifestó que entre los requisitos que se exigen para el acceso a los comedores escolares “non figura como condición excluínte ser fillo dun alto cargo da Xunta, nin de directivo do Sergas, nin de mariñeiro, nin de presentador de televisión: nada referente a profesión dos pais”.

Piñeiro también explicó que la presentación de solicitudes fuera de plazo de la gestión interna de un centro educativo no agota la vía de recurso ni la de la revisión administrativa.

 

El PSOE y el PP polemizan en el Parlamento gallego por las plazas de comedor del colegio A Rabadeira