El Cádiz visita Balaídos sin Augusto Fernández

Eduardo Coudet, entrenador del Celta, dio otro aire al conjunto celeste desde su llegada | efe
|

El argentino Augusto Fernández, con un rol secundario en el Cádiz de Álvaro Cervera en este arranque de curso, no puede regresar a Balaídos para enfrentarse a su exequipo, un Celta que ha resurgido de la mano de su compatriota Eduardo Coudet tras ganar sus últimos dos partidos contra Granada (3-1) y Athletic (0-2).

Hubiera sido la segunda vez que el centrocampista jugara como visitante en Vigo desde que en enero de 2016 decidió “renunciar” al brazalete de capitán del Celta, donde llevaba cuatro temporadas, para fichar por el Atlético de Madrid, una elección que causó un gran malestar entre los aficionados celestes.

Sin público en la grada para medir si aquella dolorosa salida fue superada por el celtismo, Augusto no se reencontrará con cuatro excompañeros que son claves en el once de Coudet: el portero Rubén Blanco, el extremo Nolito, el delantero Iago Aspas y el capitán Hugo Mallo, que heredó el brazalete de capitán.

Con Coudet, el Celta se ha convertido en un equipo más agresivo, más físico. Recorre algo más de cinco kilómetros de media por partido que el de Óscar García Junyent, lo que ha ayudado a aumentar su solidez defensiva sin perder poderío ofensivo.

El choque ante el Cádiz supondrá un exigente test para el conjunto vigués, que pierde por acumulación de tarjetas a uno de sus pilares defensivos, el central colombiano Jeison Murillo. Aidoo y Araujo, por tanto, formarán en el centro del eje, con Mallo y Olaza en los laterales.

No habrá, salvo sorpresa, más retoques en el once: Tapia actuará como pivote defensivo por detrás de Brais González, Denis Suárez y Nolito; Aspas y Mina son indiscutibles en ataque.

El Cádiz intentará prolongar la buena racha que comenzaba hace dos semanas con su empate en Elche (1-1) y que redondeó la pasada jornada ante el Barcelona con un triunfo muy sonado (2-1).

El Cádiz visita Balaídos sin Augusto Fernández