Las eléctricas tachan de político y artificial el aumento de la factura que fijó el Ejecutivo

GRA197. MADRID, 21/12/2013.- El presidente de la patronal de las grandes eléctricas Unesa, Eduardo Montes, durante las declaraciones que ha realizado hoy a Efe en la sede de la organización, después de que el Gobierno anulase ayer la
|

La patronal eléctrica Unesa calificó ayer la subida de la luz aprobada por el Gobierno para el primer trimestre de 2014 de “precio político” y “artificial” y advirtió de que supone un “paso atrás” en la liberalización del mercado eléctrico.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer que el recibo de la luz subirá el 2,3% a partir del 1 de enero de 2014, incremento que estará vigente solo durante el primer trimestre del año.
En un comunicado, la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) confía en que se defina cuanto antes un mecanismo definitivo y en que la solución aprobada sea “meramente provisional y transitoria”, así como que esté “ceñida” al primer trimestre de 2014.

Contra la normativa
Para Unesa el Ministerio de Industria fijó un precio que va en contra de las normativas europeas, “lo que entraña, de hecho, un riesgo importante para la liberalización”.
Además, afirma que la decisión se tomó de manera “precipitada, improvisada y, una vez más, sin establecer ningún cauce de diálogo con las empresas del sector”.
La patronal advierte al respecto de que el sistema eléctrico, la economía y el consumidor “necesitan” una tarifa eléctrica que se fije “de manera transparente, que esté limpia de sobrecostes de errores políticos que no tienen que ver con el suministro, y establecida en el ámbito de un mercado totalmente liberalizado”.
Unesa recuerda que se siguen cargando “costes políticos” en el recibo, lo que supone que menos de la mitad de la factura sea por la energía consumida o los costes de transporte y distribución.
El resto son “cargas fiscales y, sobre todo, políticas de subvenciones sociales y políticas medioambientales que no deberían esconderse en el recibo eléctrico”, denuncia.
La subida del 2,3% se decretó ayer después de que la subasta eléctrica de la pasada semana fuese suspendida por el Gobierno para evitar que la subida del recibo fuese de un 11%.
Sobre este punto Unesa reitera la necesidad de transparencia en lo relativo al informe de la Comisión Nacional del Mercado de Competencia, que fue el que motivó la anulación de la subasta.
“Es urgente que se dé a conocer el resultado de dicho informe”, destaca la patronal ante la “excepcionalidad” de la situación que se ha creado y que el Ministerio de Industria “no ha sabido enmendar”, resalta en el comunicado.

creciente caos
Las eléctricas reclaman que se acabe con el “creciente caos y fuerte inseguridad jurídica que tanto está dañando al sector, sobre la base de un diálogo abierto y constructivo entre todos los agentes implicados”.
Según Unesa, la aprobación del real decreto coincide con la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la Ley del Sector Eléctrico, lo que pone en evidencia el “fracaso” de dicha reforma
Por su parte, el presidente de la patronal, Eduardo Montes, confió ayer en que el Gobierno tienda a liberalizar el mercado y que, de mantener el actual sistema de subastas para fijar la tarifas, estas se hagan mensualmente para acercase más a las condiciones de cada momento.
Montes defendió el “honor” de las cinco eléctricas asociadas en Unesa y criticó a quienes pretenden “demonizarlas” y culparlas del resultado que arrojó la subasta ahora invalidada por las autoridades de competencia y que apuntaba a un fuerte repunte de la luz en enero. 

Las eléctricas tachan de político y artificial el aumento de la factura que fijó el Ejecutivo