La venta navideña del comercio se resiente por el Black Friday

El Ideal Gallego-2018-12-28-013-f0c7c617
|

Los comerciantes habían advertido de que se sumaban a los descuentos del Black Friday porque no quedaba más remedio si querían vender algo para Navidad, dado que preveían que esa fecha que se ha ido extendiendo en el tiempo hiciese daño a la campaña específica de las fiestas. Una vez pasada la primera fase de la temporada navideña, la de las ventas para los regalos de Papá Noel, en los negocios de proximidad confirman el daño del viernes negro en las cajas registradoras.

“La campaña está muy tranquila y todo el mundo está muy preocupado por el Black Friday y las ventas online, que se han notado mucho en todos los gremios”, lamenta el presidente de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor, al hablar de una competencia a la que difícilmente se pueden enfrentar los establecimientos más pequeños. El representante reconoce que las ventas no están siendo “tan malas como el año pasado”, pero tampoco mejoran porque el buen tiempo está llevando al consumidor “a las terrazas, por lo que se deriva el gasto”. 

Su homólogo en la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca), Adolfo López, reconoce que el movimiento de consumidores ha sido lento ante las primeras fechas señaladas pero en la zona cuentan con el hándicap de la peatonalización, por lo que si cabe hay que poner más esperanzas en la segunda fase de compras, la de los presentes que se entregarán en Reyes. 

Para la Asociación de Comerciantes Agra-Barcelona, según su presidente José Manuel Castro, estos días han sido desiguales. “Hay quien ha vendido algo menos y hay quien igualó el año pasado, pero nadie fue a más”, comenta y advierte de que si en el Black Friday se gasta mucho con mayores ofertas ahora no se compra tanto. De todos modos, “depende de los sectores porque en la ropa siempre puede haber algo nuevo para que la gente pique”, afirma. Otros gremios lo llevan peor porque no entran novedades constantes que atraigan a la gente después de realizar descuentos masivos hace escasas semanas. 

Los miembros de la Asociación de Comerciantes de O Castrillón, Eirís y Monelos (Acocem), han notado que las adquisiciones están siendo “más bien lentas, igual que el año pasado, pero era lo esperado”. Además, muchos clientes se han marchado a pasar las fiestas a otros lugares. Pero la presidenta, Mariló Fernández, saca como lectura positiva que la gente se preocupó por el apagón que hicieron para denunciar la difícil situación que viven.

La venta navideña del comercio se resiente por el Black Friday