El presidente de la Diputación aboga por ceder el Calvo Sotelo a la Xunta

El Ideal Gallego-2015-11-13-009-fcabac09_1
|

El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, participó ayer en uno de los  Desayuno de la Asociación de la Prensa en el hotel Finisterre y no dejó indiferente a nadie. El también alcalde de As Pontes criticó algunas situaciones que se mantienen desde hace décadas en la institución, a su juicio, sin sentido y defendió, entre otras cosas, que las competencias sobre el colegio Calvo Sotelo pasen a manos de la Xunta.
Ante las preguntas de los periodistas, el máximo representante de la Diputación, Valentín González Formoso, dejó algunas píldoras sobre el Calvo Sotelo. A su entender el colegio –que acogerá la futura residencia universitaria pública y que, también, está preparado para recibir a posibles refugiados sirios en los próximos meses– debe ser responsabilidad de la Consellería de Educación, por la modificación de usos que se va a realizar en el mismo. 
Pese a ello, destacó que el organismo tiene reservados dos millones y medio de euros para adaptar el inmueble en residencia universitaria. 
 De igual forma, lamentó que todavía salga una partida de las arcas provinciales para pagar el sostener la orden religiosa de los Salesianos en el edificio. “Lo que no tiene sentido, respecto al tema de las competencias, es que mantengamos a una congregación que nos cuesta creo que 500.000 euros al año”, resaltó, ante representantes de la agrupación de periodistas y el director del Finisterre.
“Son temas anacrónicos”, puntualizó, tras lo cual añadió que, desde su punto de vista, es un error que entidades como la Casa Cuna o el colegio Puga Ramón estén gestionados por la Administración que dirige.
En el contexto del debate sobre las competencias, González Formoso reconoció que existen serios problemas a la hora de repartirse las actuaciones.

El presidente de la Diputación aboga por ceder el Calvo Sotelo a la Xunta