Louzán, “partidario de que puedan continuar” las ligas nacionales

Rafael Louzán, presidente de la Federación Galega de Fútbol, durante la visita a los campos de San Pedro de Visma, en A Coruña, el pasado mes de noviembre | efe
|

El presidente de la Federación Gallega de Fútbol y de la Comisión Nacional de Tercera División, Rafael Louzán, se mostró “partidario” de que las competiciones de ámbito estatal “puedan continuar” a pesar de la situación sanitaria, que ha llevado a la Xunta de Galicia a suspender la competición federada de ámbito autonómico.

Louzán explicó en una rueda de prensa telemática que hoy se celebrará una reunión de las federaciones territoriales para valorar la situación de la pandemia y el fútbol y consideró que “la competición de ámbito nacional debería transcurrir con normalidad porque hay unas garantías que no se dan en ningún otro deporte, con un test a la semana”.

El dirigente de la gallega consideró que la continuidad del fútbol en la tercera ola del coronavirus es “algo que deben abordar la Real Federación Española de Fútbol y el Consejo Superior de Deportes”, pero al mismo tiempo dejó clara su postura.

“Soy partidario de que las competiciones de ámbito nacional que están ya muy, muy avanzadas, puedan continuar porque también tienen unas garantías desde el punto de vista sanitario que no tienen otras competiciones, así que apuesto y apelo a que puedan continuar”, sostuvo.

Preocupación
No obstante, Louzán también reconoció durante la hora que duró la rueda de prensa telemática que existe preocupación en los clubes “de toda España” por una posible paralización de las competiciones en Segunda B y Tercera y que ese será un asunto que  “abordaremos en la reunión de mañana (por hoy)”.

Estas palabras del presidente de la RFGF encendieron la alarma del fútbol español durante la mañana de ayer, pero fuentes de la Real Federación Española de Fútbol aclararon que no está en la hoja de ruta la suspensión de las competiciones estatales salvo que la situación sanitaria empeore y/o el Gobierno dicte una orden que imposibilite la continuidad de las ligas.

Sede de la Fase Final
Por otro lado, Louzán confirmó que desde la Federación Gallega están trabajando para que “la fase final de Segunda B con los ‘playoff’ de ascenso a Segunda División A se pueda disputar en Galicia”. 

Ligas autonómicas
La situación de las competiciones autonómicas también ocupó gran parte del tiempo de la rueda de prensa mantenida ayer por Louzán. En primer lugar, el presidente de la RFGF destacó que Galicia es una de las tres comunidades, junto a Navarra y Aragón, sin fútbol autonómico debido a un ejercicio de “prudencia” debido a la “situación que estamos viviendo” y la única comunidad que hace “dos test al mes”: “Madrid sí que usa mascarilla y Andalucía hizo un test al comienzo de la competición, pero el resto no tienen ningún tipo de medida anti Covid”.

Por otro lado, Louzán también aclaró que la RFGF se tomará un plazo de entre “dos y cuatro semanas” para evaluar la situación sanitaria y valorar la posibilidad de comenzar las competiciones o, por el contrario, cancelarlas definitivamente. No obstante, apuntó que la RFGF “no tomará ninguna decisión sin contar con los clubes”.

Calendario comprimido
En ese marco de incertidumbre quiso aportar algo de luz Diego Batalla, secretario general de la RFGF, quien reconoció que, teniendo en cuenta que “con el número de equipos inscritos en Preferente y en las Liga Gallegas, igual tenemos que solaparnos con la temporada siguiente, compitiendo en el mes de julio”, aunque aclaró que es una posibilidad que desde la RFGF esperan “evitar”.

Ante la posibilidad  de que las competiciones autonómicas sean canceladas definitivamente y la Preferente pase la próxima temporada de tener 46 equipos a 54 debido a los ocho descensos programados en Tercera, Louzán admitió que la Federación está “trabajando para tener preparados todos los escenarios”, mientras que puntualizó que en la campaña 2022/23 “está previsto que todos los grupos de categoría nacional tengan 16 equipos”.

Acusaciones
Por último, Silvia Cancela, directiva de la RFGF, respondió a las acusaciones vertidas por algunos alcaldes sobre la intención de empezar las competiciones por “interés económico”. Cancela pidió a los responsables de esas críticas que se “documenten” mientras que Louzán se expresó en la misma línea: “La Federación sigue con un ERTE desde hace diez meses y no recibió ni un solo euro de ningún club de Galicia para pode competir. Solo abonaron una parte o el cien por cien del seguro deportivo”.

Louzán, “partidario de que puedan continuar” las ligas nacionales