El Leyma no palma

La intensidad en general y defensiva en el inicio del cuarto periodo fueron las principales claves de la décima victoria del curso del equipo herculino javier albores
|

 

El Leyma Basquet Coruña regresa a la zona de playoffs tras imponerse, en un precioso partido, a un Palma Air Europa que llegaba a Riazor con la vitola de mejor visitante de la Liga, condición que atestiguan sus siete victorias lejos de las islas.
 El duelo arrancó en modo All-Star: triple va, triple viene. Desde el arco llegaron 18 de los 24 primeros puntos anotado entre ambos (10-14). El despendole ofensivo también cobró protagonismo en el rebote, con el Leyma rebañando un buen puñado en el aro rival (y dominando el propio), aunque también errando una larga serie de tiros fáciles a pie de canasta.
Un triple de Ben Stelzer, recién entrado en cancha, frenó el primer intento de demarraje visitante, al tiempo que prendió la mecha del primer parcial importante (11-0), que cerró Chus Castro con otros tres tantos, en su caso producto de un 2+1, para completar cuatro arriba (21-17) un primer cuarto donde los locales anotaron 4/7 desde 6.75 y 4/13 de dos y los visitantes 4/8 y 1/9 respectivamente.
Las aguas se calmaron en el segundo. Tito Díaz plantó una zona 2-3 y poco después le emuló Xavi Sastre. Al Leyma le funcionó mejor, sobre todo gracias a un inspirado Gediminas Zyle, protagonista de varias puertas atrás que dejaron en evidencia la defensa del equipo balear, que, sin embargo, gracias Mikel Úriz pudo ir haciendo la goma. Cinco puntos suyos y dos de Richi Guillén en los instantes finales mandaron el partido al descanso en un pañuelo (40-38).
El regreso al parquet mostró una defensa naranja con punto y medio menos de intensidad, circunstancia que aprovechó Guillén –máximo anotador liguero– para salir de su semi letargo de los 20 minutos iniciales. Un 2+1 del ala-pívot andaluz  devolvió el mando al Palma (49-51).
La vuelta a la cancha de Zyle reanimó al Leyma, que hasta ese momento se había aferrado a los puntos de Sergio Olmos y Zach Monaghan, mientras que Beqa Burjanadze seguía semidesaparecido en combate. Stelzer, de nuevo desde el arco, volteó la tortilla (61-59), pero el Palma contestó con un 2-9 que le dio su máxima renta (63-68). Un libre de Monaghan y una canasta del georgiano minimizaron el daño a 10 minutos del final (66-68).
Un ex del Leyma, Javi Lucas, firmó la última canasta ‘productiva’ del Palma, la que le dio una ventaja de cuatro (66-70) en la primera posesión del periodo definitivo, porque a partir de ahí surgió la ‘marejada naranja’. Si en el tercer cuarto la defensa había bajado punto y medio, ahora subía cuatro: dinámica, solidaria, agresiva, pesadillesca. Y el resultado fue demoledor. 
Los visitantes se quedaron clavados y los locales castigaron sin piedad y de tres en tres, para firmar un 15-0 que, a 5:35 del bocinazo dejaba el triunfo encarrilado (81-70). En la parte central del festín no faltó un clásico,  el triple de Joan Creus en el último cuarto que, casi cada partido, sirve para sacar de rebufo al enemigo (78-70).
Aunque el Palma no se rindió, ya no se acercó a menos de siete puntos. Y, por si quedaba alguna duda, Castro firmó dos minutos mágicos: triple, robo y 2+1. La guinda la puso la última posesión: el Leyma tuvo el balón durante 69 segundos, en los cuales capturó cuatro rebotes de ataque; el último ofreció a Creus un pasillo para cerrar, con una bandeja, un excelente partido del Leyma, que, además, supera al Palma en el average particular.

El Leyma no palma