Un total de 21 sacerdotes predican en lengua de signos

Alberto Núñez Feijóo e Paulino Rivero asistirán á Misa do Peregrino na Catedral, onde o presidente do Goberno canario realizará a Ofrenda ao Apóstolo Santiago. Tras a cerimonia relixiosa, realizarán
|

Un total de 21 sacerdotes en España dicen misa, confiesan y celebran bodas, bautizos y comuniones en lengua de signos, para un millar de personas sordas y medio centenar de sordociegos que acuden a la iglesia todos los fines de semana.
El director nacional de la Pastoral del Sordo de la Conferencia Episcopal Española, Sergio Buiza, que celebra misa en lengua de signos en la Iglesia Catedral del Señor Santiago en Bilbao, explicó que el objetivo es “llevar el Evangelio al máximo número de personas” y que los sordos y sordociegos son una realidad en la Iglesia.
En España se calcula que hay en torno a un millón de personas con sordera en diferentes grados. De ellas, unas 1.250 acuden a misa en lengua de signos cada semana a alguna de las 24 iglesias donde los sábados por la tarde –o incluso los domingos, como en el caso de Madrid– los signos trazados en el aire sustituyen a las palabras.
La Iglesia trabaja con las personas sordas desde hace más de 50 años y lo hace de forma más coordinada desde los años 90 del siglo pasado, cuando la Pastoral del Sordo entró a formar parte del organigrama de la Conferencia Episcopal.
Además, este departamento de la Iglesia está presente en 24 diócesis en las que se ofrece misa en lengua de signos, en algunas semanalmente y en otras cada quince días, dependiendo del número de fieles. Así, por ejemplo, en la Parroquia Santa María del Silencio de Madrid se celebra la eucaristía los martes, jueves, sábados, domingos y festivos. Se trata de la única iglesia de España pensada específicamente para las personas sordas.
El sacerdote responsable de esta parroquia Jaime Gutiérrez, comenzó con problemas de audición a los 12 años y a los 30 se quedó completamente sordo. Su caso es un ejemplo de ese pequeño porcentaje de sordos postlocutivos, que pierden la audición después de adquirir el habla.

Un total de 21 sacerdotes predican en lengua de signos