El Paseo Marítimo ya deja ver cómo será la grada que estrenará en verano

El Ideal Gallego-2015-03-02-005-d68b0be6
|

Mucho se tendrían que torcer las cosas para que los coruñeses no puedan estrenar la nueva grada del Paseo Marítimo a la altura de la playa de Riazor. La nueva imagen de esta zona ya se deja ver entre las vallas de obras. Asoman a pie de paseo los primeros escalones de hormigón que dan acceso al arenal y que sustituyen a la tradicional barandilla de hormigón, tantas veces devorada por los temporales.
Si se cumplen los plazos marcados por el gobierno local, el pistoletazo de salida al verano, o lo que es lo mismo, la fiesta de San Juan, será la puesta de largo de esta infraestructura, que pretende ser la nueva imagen de una renovada fachada marítima.
Las obras comenzaron el pasado 4 de noviembre y avanzan a un ritmo adecuado para cumplir los plazos previstos. El hecho de que este invierno no haya sido tan complicado en cuanto a temporales ha permitido que los operarios aprovecharan buena parte de los días de estos casi cuatro meses de obras para avanzar en su construcción. Era algo  que preocupaba al equipo encargado del proyecto, que en el arranque de la obra condicionó el buen ritmo de los mismos a las condiciones climatológicas.

diseño y funcinalidad
La nueva grada sustituye a la barandilla y a las escaleras y rampas que hasta ahora daban paso a la playa. Este graderío-mirador cumple una doble función: servir como zona de estancia para los ciudadanos y mejorar el acceso al arenal de Riazor, entre la coraza del Orzán y el Playa Club.
El nuevo diseño permite, además, eliminar las barreras arquitectónicas, de forma que será más fácil acceder a la playa a personas minusválidas, con diversidad funcional, o aquellas que lo hagan con carritos de bebés, por ejemplo. De esta forma, el acceso próximo a la coraza se coloca una rampa de hormigón, con una pendiente de apenas un 6% de desnivel que sustituirá una de las escaleras que existía hasta ahora.
Además, en el acceso próximo a la calle Pondal se está modificando la rampa para que la pendiente pase del 18,5% al 6% y se recrecen la tres plataformas que se encuentran bajo los accesos actuales para reducir la cota entre el paseo Marítimo y la playa de Riazor.  

El Paseo Marítimo ya deja ver cómo será la grada que estrenará en verano