Rueda quiere pactos, pero matiza que el recorte de diputados es innegociable

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-14-014-b2c3ec2b
|

El vicepresidente de la Xunta y secretario xeral del PPdeG, Alfonso Rueda, aseguró ayer que la reducción de diputados en el Parlamento gallego es “innegociable”, ya que es una medida que su partido llevaba en el programa que obtuvo la mayoría absoluta en las últimas elecciones.
Rueda insistió en una entrevista en la Radio Galega que el PPdeG llevaba esta propuesta en su programa electoral y ante la posibilidad de pactar con otros grupos políticos el número final de diputados –inicialmente reducir de 75 a 61– señaló que “lo que es innegociable” es la reducción de diputados se hará.
Respecto al resto del debate de política general que se celebrará esta semana en el Parlamento, el vicepresidente apuntó que Galicia está “en una situación difícil” aunque trabaja para estar “un poco mejor que la mayoría” del resto de comunidades.
En cualquier caso, aseguró que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, “será realista, no triunfalista”, respecto a la situación de Galicia.

Muchos insultos
Preguntado por la actitud que espera del nuevo portavoz del PSdeG en la Cámara gallega, José Luis Méndez Romeu, señaló que en un año de legislatura se han visto “muchos insultos” en el Parlamento.
En su opinión, la crispación “sirve para poco, para dar mala imagen, pero no para llegar a acuerdos” y criticó “el seguidismo” de unos grupos de la oposición a otros a la hora de hacer su trabajo.
Apeló a dejar atrás las luchas políticas para intentar llegar a acuerdos en las grandes decisiones y consideró que “sería muy importante” alcanzar pactos sobre territorio, la Lei do Solo o la de racionalización.
También defendió que el Parlamento aplique una rebaja “coherente” a las cantidades que los diputados perciben sin tributar, en la línea con lo hecho en la Administración autonómica.

hidrocarburos
Respecto a la decisión de la Xunta de subir el impuesto de hidrocarburos al máximo posible destacó que se trata de una medida para seguir manteniendo la sanidad, ya que “hay otras comunidades con serios problemas” para poder garantizar la prestación de servicios públicos.
En cuanto a la duración de esta medida, dijo que está concebida para estar en vigor “mientras sea necesaria” para el fin con el que se ha creado.
Además, aludió al rechazo de los alcaldes gallegos –explicitado en la Fegamp– a la reforma local y valoró que lo hayan hecho a través del organismo en el que están representados, “sin colores políticos”.

Beade
Volvió a condenar la colocación de un artefacto en Beade y pidió una “condena sin paños calientes” a todos los grupos políticos y que no quiera justificar lo que ha pasado con las declaraciones del alcalde, del PP, y profranquista.
En cualquier caso, dijo que las declaraciones del regidor “no son de recibo” y merecen “una reprobación pública”.

Rueda quiere pactos, pero matiza que el recorte de diputados es innegociable