“Muy tranquilos y muy confiados”

|

El entrenador del Deportivo, Víctor Sánchez del Amo, se desvivirá esta noche ante el Betis (22.05) por poder sumar el primer triunfo de 2016, amarrar unos tres puntos con los que acumular 34 a estas alturas de competición y dar un paso de gigante para conseguir la ansiada permanencia. 
Aunque el club coruñés ha encadenado siete jornadas de Liga sin conocer el triunfo y se ha encasquillado en las cuatro últimas con otros tantos empates, el míster no ve indicios para la preocupación, habida cuenta de que las sensaciones que percibe en cada encuentro y entrenamiento son óptimas.
“Estamos muy tranquilos y muy confiados en que la dinámica del equipo es muy buena. Lógicamente, hay altibajos. Nosotros ya hemos pasado por la situación de encadenar cuatro partidos empatados en la primera vuelta”, explicó mientras incidió en el clima de calma que debe envolver al equipo.
“La situación es de máxima tranquilidad, para nada hay ninguna preocupación. Entendemos que nuestros empates llegan en nuestra búsqueda de la victoria constante. Estamos muy cerca de las victorias, pero por circunstancias se nos han escapado”, declaró en la previa del partido.
El estratega madrileño hizo especial énfasis en la palabra ‘equilibrio’, que a su juicio define a la perfección la presente campaña deportivista.
“Somos el octavo equipo en número de goles a favor y también el octavo equipo en menor número de goles en contra, y estamos novenos en la clasificación. Buscamos las victorias desde el equilibrio”, continuó.
A pesar de haber tumbado ya al Betis en la primera vuelta en el Benito Villamarín, el técnico no se fía y deja constancia de que cada encuentro es diferente.
“Tiene nuevo entrenador y viene en una tendencia positiva en cuanto a sensaciones. Es un equipo que está ahora mismo más sólido, más compacto, más aguerrido”, indicó.
Preguntado acerca del peligro de Rubén Castro, el entrenador blanquiazul especificó que no habrá marcaje al hombre sobre el goleador canario. 
Así mismo, elogió al míster que tendrá en el banco visitante, un Juan Merino con quien coincidió en el curso de entrenadores y que ha contribuido a reflotar a un equipo semihundido. 
“Me alegro de que un compañero con el que he compartido la fase de formación esté teniendo la oportunidad de trabajar en Primera División y de que le estén dando continuidad y confianza porque creo que se la merece”, concluyó.

“Muy tranquilos y muy confiados”