El Depor suma y sigue

024

El Deportivo sumó un punto en su visita al Estadio de La Victoria, donde han caído escuadras como Mallorca o Zaragoza. Era una buena ocasión para ganar y coronarse como campeón de invierno, demarrando en la parte alta de la clasificación, pero hay que conformarse con seguir sumando tras las derrotas de Sporting y Recreativo.
El entrenador blanquiazul apostó por el once ‘de libro’ según el trabajo de toda la semana, con Culio en el ataque escoltado en los flancos por Antonio Núñez y Luisinho. De entrada había dos jugadores de banda que podían sumar mucho en vanguardia, donde esperaba la punta de Borja Bastón, delantero elegido para el choque en Jaén.

No cometer errores
El equipo deportivista salió a jugar su fútbol, a no cometer errores y pelear como el equipo que es. Todos para uno y uno para todos. Tras los primeros compases, tomarle las medidas al campo y al rival, llegaba, en el minuto 10, la primera gran ocasión en las botas de Luisinho.
El choque se durmió hasta que, en el 21, el Jaén miraba a puerta en una jugada embarullada que acababa en falta y en el único disparo de la primera parte de los locales.
El Depor pasó a tomar el mando del partido y no dejó moverse al equipo andaluz. A los 25 Luisinho ponía un centro al que no llegaba Borja por la intervención de un inspirado René, portero del cuadro jienense. Culio probaba fortuna con una lanzamiento de falta que era detenido, de nuevo, por el meta. En el 32 era Antonio Núñez quien remataba sobre la línea de gol pero en falta al portero, al que metía literalmente en su marco.
El Deportivo se acercaba, olía el tanto, pero no llegaba. Controlaba bien el juego y al rival y, cuando perdía la pelota, no permitía contras andaluzas. En el 34 los coruñeses reclamaban penalti por el derribo de Antonio Núñez en el área.
La falta es clarísima, pero el colegiado Lesma López no entendió que debiera sancionar la jugada. El equipo de Fernando Vázquez continuó con su monólogo de faltas desde el perímetro del área. Culio lanzó a los 41 un esférico envenenado que arrancó los aplausos de las gradas cuando presenciaron el paradón de su arquero. René mandaba a córner un balón que se veía dentro del marco.

Reacción local
La primera parte acabó con una jugada de ataque herculina, un nuevo disparo a balón parado que no se tradujo en problema alguno para la zaga del Jaén.
Con el empate sin goles y un Deportivo mejor que el rival, aunque sin estridencias, se llegó al descanso.  
El cuadro local salió más entregado, con más intensidad, en el segundo tiempo. Poco a poco fue llegando a la portería de Germán Lux, aunque en ocasiones embarulladas. Vázquez cambió el esquema para jugar con dos puntas y el Depor se fue arriba, a por el partido.
En el 72 Luis Fernández mandó alto un balón que apuntaba al gol. Respondió Édgar, fallando una opción clara de cabeza.
René hizo un paradón a una falta de Culio en el 81, Juan Carlos la tuvo en el 89 y, sin embargo, la jugada más clara para marcar fue de Nino, en el 90, quien mandó fuera la pelota sólo ante Lux.
Los dos equipos dieron por bueno el punto y el Depor piensa ya en los dos encuentros seguidos de Riazor ante el Girona y la UD Las Palmas. Ya toca sumar de tres en tres.

1. mejor que el rival en la primera parte
El equipo deportivista fue mejor que el Jaén en la primera parte. Disparó más a puerta y se hizo acreedor a marcar al menos un tanto, sin embargo el portero local lo paró todo.

2. el equipo local equilibra el partido
En el segundo periodo el cuadro jienense dispuso de ocasiones para marcar, como el propio Deportivo, equilibrando la balanza del resultado del encuentro.

3. el meta rené paró todo lo que le tiraron
El mejor del encuentro fue, sin duda, el arquero local, que paró todos los disparos y centros peligrosos que le llegaron a sus dominios salvando a su equipo.

El Depor suma y sigue

Te puede interesar