Consuelo Madrigal apuesta por la formación continua de los fiscales

|

La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, reivindicó ayer la importancia de la “formación continuada” en la clausura de los cursos de la Escuela de Verano del Ministerio Fiscal, en un acto que contó también con la presencia del presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González-Formoso, y el director xeral de Xustiza, Juan José Martín.
En declaraciones a los periodistas antes de la clausura del último curso sobre “Delitos contra la Constitución y el orden público”, y de la Escuela de Verano, expresó su agradecimiento por el “patrocinio” de la Xunta y la Diputación coruñesa a unas actividades que calificó como “una referencia” en la formación de los fiscales del estado.
Del curso clausurado ayer, dijo que se abordaron cuestiones afectadas por la última reforma del Código Penal. “No suficientemente tratados en la doctrina y que merecían una reflexión”, sentenció.

INTERPRETACIÓN LEGAL
Sobre los mismos, indicó que, con la citada reforma, es necesario ahora hacer “la interpretación más adecuada de las leyes”, apostilló al subrayar el concepto “diferente” existente sobre el orden público de las libertades, tanto en el ejercicio de derechos de los ciudadanos como en el cumplimiento de los deberes existentes por parte de las instituciones del estado.
Por su parte, en la clausura, el presidente de la Diputación de A Coruña subrayó “el esfuerzo entre las diferentes administraciones y el Poder Judicial para crear un diálogo constante de los fiscales en nuestro país”.  
Además, González Formoso recordó en su intervención la larga trayectoria de colaboración entre las administraciones que hace posible que A Coruña sea, un año más, la sede de la celebración de estas jornadas. “Este esfuerzo conjunto entre las diferentes administraciones y el Poder Judicial permite ahondar en cuestiones de actualidad y crear un diálogo constante entre los fiscales”, afirmó el presidente provincial coruñés.
Respecto a las jornadas clausuradas ayer destacó que el Pazo de Mariñán “es un punto de encuentro, reflexión y debate sobre cuestiones de relevancia para todos los ciudadanos, entre ellos los que tienen que ver con temas jurídicos y legislativos que a todos nos afectan” y expresó el compromiso de la Diputación de seguir apoyando las jornadas.

Consuelo Madrigal apuesta por la formación continua de los fiscales