Un duelo de otro nivel

2019012701290994676
|

“El Molinón es un gran estadio, un club que, como nosotros, podemos estar aquí de paso en el esta categoría, pero somos clubes de categorías superiores y ganar ahí, hacerlo bien reforzaría todavía más la victoria en casa con el Albacete”, avisaba Vicente Moreno el jueves. El mediocampista blanquiazul lleva razón, pues el estadio gijonés alberga esta tarde un duelo histórico de Primera División, pero que circunstancialmente se desarrolla en la categoría de plata.

Sporting y Deportivo intentan escapar lo antes posible del ‘infierno’ de Segunda y son conscientes de que un triunfo en la batalla que lidiarán hoy supondría un gran espaldarazo a nivel anímico, puesto que se trata de un duelo clave en la pugna por regresar a la élite.

Más de un millar de aficionados respaldarán al equipo de Natxo González en el estadio gijonés, donde los blanquiazules tratarán de poner fin a una racha de casi cuatro meses sin vencer a domicilio. Mucho ha llovido ya desde aquel 1-3 en Tarragona el pasado 30 de septiembre. Cuatro empates y dos derrotas es el balance de los coruñeses lejos de Riazor desde entonces.

Confianza recuperada
El conjunto coruñés afronta el encuentro de hoy tras recuperar su confianza la pasada semana, frente al Albacete. El bajón en el juego y en los resultados en el último mes y medio habían generado dudas en el entorno deportivista, pero los blanquiazules se exhibieron ante el cuadro manchego, al que se impusieron con una superioridad insultante y dejaron muy buenas sensaciones que invitan a pensar que el Depor del primer tramo del curso ha vuelto a escena.

Para lograr la reacción que permitió a los herculinos escalar un puesto en la clasificación y mantenerse totalmente metido en la pelea por el ascenso directo hizo falta cambiar el manual de estilo.

Un duelo de otro nivel