Carril cree que es una “manobra do PP” para no cumplir las promesas electorales

|

El Ideal Gallego-2011-07-19-003-3eb1fc36

 redacción > a coruña
  El portavoz del BNG, Xosé Manuel Carril, también se mostró ayer contrario a los números del alcalde, Carlos Negreira, sobre la solvencia económica del Ayuntamiento. El nacionalista afirmó tener constancia del certificado de arqueo del 10 de junio firmado por el interventor, el tesorero y el anterior alcalde, en el que deja constancia de que las arcas municipales estaban dotadas con cerca de 50 millones líquidos.
A la vista de este dato, el nacionalista considera que las declaraciones del primer edil son fruto de una “manobra do PP” para no cumplir con las promesas que hizo durante el período electoral. Según Carril, su partido ya había alertado durante la campaña de que los populares estaban lanzando “propostas irrealizábeis e populistas”, imposibles de llevar a la práctica.
El nacionalista insistió en que, conforme al documento del 10 de junio, “si hai liquidez no Concello”. Por eso cree que si el primer edil dispone de una información diferente “que poña de manifesto a dificultade económica da administración, deberíao poñer en coñecemento do resto dos grupos municipais”.
Carril indicó que esperarán a que el nuevo gobierno local les informe de la situación de las cuentas municipales con documentos que acrediten los números de los que hablan. De no ser así, el portavoz del BNG advierte de que solicitará por escrito al propio interventor que muestre el estado de las arcas.

El reparto >
Pese a existir un bipartito en el gobierno local, los socialistas siguieron ocupándose de la Concejalía de Hacienda y de la elaboración de los presupuestos anuales durante los últimos cuatro años.
Hasta ahora, el Ayuntamiento tenía por costumbre introducir nuevas partidas a mitad de año procedentes del remanente de tesorería del ejercicio anterior para hacer frente al pago de gastos que no estaban en los presupuestos. Es el caso de las subvenciones a las compañías aéreas o el abono de parte del coste del bonobús. También se destinaba para financiar parte de las obras que se estaban realizando.

Carril cree que es una “manobra do PP” para no cumplir las promesas electorales