Sin avances interesantes

Deporte Campeón-2013-12-03-003-b47e9257
|

Puntual, con cinco minutos de margen, el presidente del Deportivo llegó sonriente a la cita con el mayor acreedor del club, la Agencia Tributaria. Esperaba Lendoiro acercar posturas con el Fisco con vistas a la junta de acreedores del próximo 10 de enero y los días posteriores a esa fecha, que se presumen intensos. “Esperemos que sean buenas noticias”, decía antes de acceder a la Delegación Especial de Economía y Hacienda de A Coruña. Después de noventa minutos de reunión con representantes del Fisco, lo que dura un encuentro, y quince minutos de añadido, el dirigente salió con el rostro más serio.
   “No hubo variaciones importantes sobre el particular. Seguimos trabajando y tratando de buscar una solución de futuro. No hay ninguna novedad en este momento. Vamos a seguir trabajando que es lo nuestro”, comentó el presidente, que atendió rápidamente a los  periodistas antes de subir al coche que le esperaba en plena calle.
A Lendoiro le suele gustar el juego callado cuando trata particulares relevantes como este, pero ayer daba la impresión de que realmente no tenía demasiado que contar. “En realidad no podemos hablar sobre ninguna cosa especial”, insistió.
Sobre la mesa, estuvieron las propuestas de convenio que han elaborado el Deportivo y la Agencia Tributaria. Las posturas siguen muy distantes.
“Ellos propusieron lo suyo, nosotros lo nuestro, tratamos de ir avanzando en esa línea y hemos tenido una conversación larga, de hora y media, pero no hemos cerrado ningún avance que se pueda considerar interesante”, admitió Lendoiro.
Hacienda contempla que el Deportivo abone en ocho años la deuda privilegiada con el pago del 2 por ciento de intereses, mientras que al resto del crédito se le aplicaría una quita del 45 por ciento a pagar en diez años.
El consejo de administración defiende que ese convenio no se puede cumplir y aboga por una propuesta que incluya un 33 por ciento de quita a pagar en 17 años, con 2 años de carencia y sin pago de intereses.
La semana pasada, el administrador concursal del club advirtió, en un informe que trasladó al juez, de que “es muy poco realista la previsión” de que el convenio de acreedores propuesto por el club sea “aceptado” por la Agencia Tributaria. Queda menos tiempo hasta el 10 de enero, pero la distancia entre el club y Hacienda apenas ha variado.
Mientras Lendoiro estaba reunido trascendió el cambio de juez del concurso (“Desconocía el tema, no tengo nada que decir en este momento”, dijo), y la renuncia de Zas: “Me lo dijeron, pero no sé nada más”. Acto seguido, subió a un Mini, y se marchó. n

Sin avances interesantes