Pescanova elige la oferta de Damm, Luxempart, Ergon y KKR para su reconversión

El clúster gallego de acuicultura afirma que Pescanova no ha sufrido “ningún parón” en su labor archivo ec
|

El consejo de administración de Pescanova ha decidido "tomar en consideración" la oferta presentada por el consorcio de la cervecera Damm, los fondos de inversión KKR y Ergon Capital Partners para dirigir su "proceso de reestructuración y asegurar su viabilidad futura".

Según un comunicado remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el consejo de administración de Pescanova se reunió con carácter extraordinario el pasado miércoles para analizar las ofertas no vinculantes recibidas de inversores para su participación en el proceso de reestructuración del grupo.

Tras analizar las cinco propuestas recibidas, el consejo de la empresa gallega, en el que no participaron los miembros que pudieran estar incursos en un conflicto de interés, "acordó, sin ningún voto en contra", seleccionar la oferta presentada por dicho consorcio como "la más adecuada para dirigir el proceso de reestructuración".

Según explica el comunicado, firmado por Deloitte, "se iniciarán inmediatamente las conversaciones con los acreedores financieros más relevantes con la finalidad de alcanzar un acuerdo sobre un convenio de acreedores, que permita la supervivencia y continuidad de la empresa".

Damm y Luxempart ya son accionistas de Pescanova y en conjunto superan el 11 % del capital.

La oferta que han presentado junto con los fondos de inversión KKR y Ergon es "creíble, sólida y viable con un componente industrial que aporta la cervecera", indicaron a Efe fuentes de este grupo de empresas antes de resultar la elegida por el consejo de Pescanova.

Según estas fuentes, la oferta, que va acompañada por un plan industrial y una propuesta de quita a la banca acreedora, es "agresiva y ganadora. Ya que hemos llegado hasta aquí queremos que Pescanova tenga un futuro a medio y largo plazo".

La asociación Pescanem, que agrupa a algunos accionistas minoritarios de Pescanova, se ha mostrado en contra de esta oferta, que según apunta consistiría en una operación acordeón para reducir el capital a cero (o casi cero) y aumentarlo luego con 250 o 300 millones de euros.

Según la asociación, se trataría de una operación en la que el grupo ofertante se haría con el 51 % del capital de Pescanova, mientras que el 49 % restante se ofrecería a la banca en concepto de capitalización de deuda.

En opinión de Pescanem, esta propuesta se trata de un "un arreglo a la medida de unos a cambio del sacrificio de todos los demás, accionistas y acreedores"; una operación acordeón que supondría "la dilución hasta la nada de los minoritarios".

Apuntaron también que, de adoptarse, estudiarían tomar medidas legales.

Pescanem critica que el representante de Damm en el consejo de administración, José Carceller, "quiere ser juez y parte", y aunque no estuviera presente en el consejo del miércoles, como así sucedió, sostiene que el resto de consejeros estarían en "una delicada situación".

La asociación ha exigido la convocatoria de una Junta General Extraordinaria, que es el órgano donde se debe debatir y acordar, en su caso, cualquier medida de estas características.

Pescanova elige la oferta de Damm, Luxempart, Ergon y KKR para su reconversión