El polígono continúa mutando a gran velocidad de la industria a los servicios

|

El Ideal Gallego-2011-05-08-002-cb8776f9

R.L. > A CORUÑA
  Calificar de polígono industrial al área de A Grela es cada vez menos exacto. La llegada de Dolce Vita primero, y de Marineda City ahora no son más que dos hechos relevantes en la vida de un parque industrial en el que proliferan actividades del sector servicios.
Desde finales del año pasado funciona –y a todo gas– un restaurante de comida rápida junto a una parcela en la que una funeraria ya ha obtenido licencia para abrir un tanatorio. En medio estaba hasta hace unas semanas la nave de Fiberglass, una industria de fibra de vidrio que ya se ha trasladado.

Ocio > Otra de las zonas que se ha transformado por completo es el “oasis” de oficinas que se erige frente al campo de fútbol. Un hotel, varias cafeterías y algún reconocido restaurante conforman un reducto que cada vez gana más adeptos, con la ventaja de que no hay vecinos a los que molestar.
Tampoco es desdeñable el tirón del centro Concord, el único especializado en decoración y bricolage. Los almacenes chinos suponen otro factor a tener en cuenta, sobre todo por la presencia de un gigantesco almacén en una nave que hasta hace medio año era una compra-venta de coches.
Mientras, los miles de coruñeses que trabajan a diario en A Grela no se cansan de pedir un mejor servicio de transporte público y alguna solución al problema del aparcamiento, que según ellos se ha visto agravado.
Lo último es la oferta inmobiliaria. Ayer, atado al quitamiedos de la rotonda del Ikea, apareció un llamativo cartel en el que se ofrecen pisos en alquiler “al lado de Marineda City”, pese a que lo único que le falta al polígono es, precisamente, edificios residenciales.

El polígono continúa mutando a gran velocidad de la industria a los servicios