De la seda a Ikea: el vestir en “Juego de Tronos”

Vestuario de la serie en la exposición “Juego de Tronos” | efe

n vestuario por el que Clapton (Irlanda, 1969) ha recibido cinco premios Emmy -2012, 2014, 2016, 2018 y 2019- y para cuya elaboración tuvo que recurrir incluso a Ikea, la empresa de muebles y decoración del hogar.

“En el episodio piloto, para el que no teníamos mucho presupuesto para la Guardia de la Noche, utilizamos unas alfombras de Ikea que eran de lana. Cuando las vi en la tienda me dije ‘esto puede funcionar perfectamente’”, ha declarado con humor Clapton.

Un vestido de novia que lució Margaery Tyrell en la Boda Púrpura con flores en lino y seda, o el traje estructurado de cuero que llevó Cersei Lannister cuando subió al trono son algunas de las muchas piezas que se pueden ver en la muestra, algunas de las cuales requirieron entre 12 y 14 semanas de trabajo por un grupo de profesionales.

“Teníamos 20 personas en el taller que estaban cortando, cosiendo y que se encargaban de las armaduras y del envejecimiento de las prendas y los bordados”, ha señalado Clapton, quien se ve así misma como una “narradora de historias”.

Y es que, en ocasiones, el vestuario puede llegar a contar más sobre el personaje que la propia trama, con piezas llenas de señales y simbolismos que anteceden a la acción, algo que ha ocurrido alguna vez en “Juego de Tronos”. “A veces los trajes dicen cosas que no han sido dichas. Tal vez sugieran algo que no ha sido verbalizado, pero nunca deben interponerse a la voz del actor”, afirma Clapton.

Por ejemplo, con Sansa Stark, cuyo personaje interpreta Sophie Turner y que fue víctima de abusos y violaciones, su atuendo negro con correas y cuero y de aspecto opresor sugiere que “nadie la va a tocar nunca más” y aunque no lo dice el propio personaje, lo expresa a través del vestuario.

De la seda a Ikea: el vestir en “Juego de Tronos”

Te puede interesar