Miles de afectados por las preferentes trasladan su protesta hasta Monte Pío

los afectados por las preferentes iniciaron en la alameda de santiago su marcha hacia monte pío
|

Han llevado su queja al Parlamento, a los ayuntamientos y han llamado a todas las puertas que han encontrado con un único objetivo: recuperar su dinero. Ayer miles de personas afectadas por los productos “tóxicos” comercializados por las entidades bancarias decidieron ir a tocar la puerta de Monte Pío, residencia oficial del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aunque este no estaba en casa, se encontraba en Madrid asistiendo a la reunión que Mariano Rajoy convocó ante el escándalo del caso Bárcenas y los sobre del PP.

Mientras el presidente gallego trataba los problemas de su partido, miles de gallegos afectados por las preferentes se manifestaban en Santiago para reclamar la devolución de sus ahorros y exigir transparencia en el proceso de arbitraje.

La manifestación fue convocada por la Coordinadora Gallega de Plataformas de Afectados y tuvo su punto de inicio en la Alameda de Santiago para dirigirse finalmente, tras un recorrido por las calles de la capital gallega, hacia la residencia oficial del presidente de la Xunta.

A la movilización asistieron afectados de toda Galicia, que estuvieron acompañados por diputados de los tres grupos de la oposición en el Parlamento –PSdeG, AGE y Bloque–, entre los que estaban el exministro de Justicia y líder del PSOE coruñés, Francisco Caamaño; el exalcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo; el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez; el portavoz parlamentario nacionalista, Francisco Jorquera; o su portavoz en Santiago, Rubén Cela.

 

Solución política

En declaraciones a Efe, Xesús Domínguez, portavoz de la plataforma de afectados de Compostela, dijo que la solución al problema debe ser política.

“El problema tiene una dimensión política al más alto nivel y, por lo tanto, la solución debe ser política e inminente, y que permita que todos (los afectados) recuperen el 100% de sus ahorros”, dijo.

Sobre el acuerdo al que llegaron los grupos parlamentarios del PP y el PSOE para dar salida a miles de afectados, Domínguez consideró que se trata de “una cortina de humo para tranquilizar a los afectados de Bankia, porque aquí no se resolvió el grueso del problema”.

Así, añadió que dicho acuerdo entre los dos partidos “garantiza para Bankia transparencia y criterios en el arbitraje, cosa que aquí no hubo, fue totalmente arbitrario”. “Seguimos teniendo menores de edad y jubilados con Alzheimer sin recuperar su dinero”, apostilló.

El portavoz de la plataforma compostelana demandó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en cuya residencia oficial concluyó la manifestación, que se implique “para que los inversores, decenas de miles de familias, recuperen sus ahorros”.

 

Una estafa

Por su parte, el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, solicitó también “la devolución íntegra del dinero a los estafados” y una “vía razonable para dar salida a este problema”. “Una solución política”, declaró Vázquez afirmó, en declaraciones a los periodistas, que el Gobierno debe “dictar normas para que la banca devuelva lo que de justicia es de sus dueños, los estafados”.

“Estos días –aseveró– está muy de moda hablar de corrupción, de la connivencia de los intereses comunes de la élite económica y política. La estafa en las preferentes es una demostración práctica de esa connivencia de intereses”.

“Se estafa a la gente, se le roba para financiar inmoralmente a la banca. Al final, es la devolución de los favores”, consideró el portavoz nacional de los nacionalistas gallegos .

También Manuel Cebral, de la plataforma de la comarca de Ferrol, quiso lanzar un mensaje a la opinión pública al afirmar que “asistimos a una auténtica delincuencia de Estado y todos los sectores agredidos tenemos que unirnos para acabar con ello. Nos va la vida”, indicó.

 

Miles de afectados por las preferentes trasladan su protesta hasta Monte Pío