“Tenemos que preguntarnos por qué otros crecen y nosotros nos estancamos”

|

Betanzos no alcanza los 14.000 habitantes pero, por su condición de cabecera comarcal, el funcionamiento de la administración local parece más al de una ciudad que al de cualquier ayuntamiento de sus dimensiones, pues su carga poblacional roza cada día los 25.000. El alcalde, Ramón García Vázquez, acaba de sufrir un duro revés al fracasar en su intento por aprobar el PGOM y, aun contrariado, reivindica las “enormes posibilidades” de su municipio, al que considera estratégico en el Golfo Ártabro.

¿Ha sido el rechazo al PGOM un fracaso personal de García?
El fracaso es para Betanzos, que ha perdido una gran oportunidad para sentar las bases de un crecimiento ordenado y para consolidarse como cabecera comarcal y de referencia para este área de Galicia. Tenemos que preguntarnos por qué otros ayuntamientos limítrofes o más o menos cercanos están creciendo y nosotros estamos estancados a pesar de nuestra posición estratégica en el Golfo Ártabro. 

Uno de los aspectos de su propuesta más criticados por la oposición es su  “menosprecio” al casco histórico al excluir su ordenamiento del PGOM. Ustedes apuestan por una revisión del Pepoch... 
La propia disposición del casco histórico complica su adaptación a las demandas de las familias y, en mi opinión, existe un problema de recursos porque esas aportaciones del 20% deberían alcanzar el 50% ó el 60% para ser un verdadero incentivo, un reclamo para atraer vecinos a Betanzos. 

¿Quiere decir que no se adapta a las demandas del siglo XXI?  
En este momento, no ofrece las comodidades de una vivienda nueva, sobre todo porque existe un problema de aparcamiento; en algunos inmuebles no es posible, por su disposición, disponer de garaje, y en otros,  por su tamaño, no se puede instalar un ascensor... Vivir con comodidades en el casco histórico requiere una inversión importante, un inconveniente notable teniendo en cuenta la tesitura de España. 

Es decir, urge revisar el Plan Especial de Protección y Ordenación del Casco Histórico. 
En algunos casos tampoco sería la solución, en tanto depende de la propia configuración de los inmuebles construidos de Betanzos. Pero no me cabe ninguna duda de que todos estos problemas se solventarían con más recursos, y la prueba es Allariz. Porque Allariz estuvo en el lugar y el momento adecuados, tuvo la fortuna de participar en un programa piloto al que solo optaron tres en España. Es más, la idea de la Xunta de adquirir inmuebles para destinarlos a alquiler es buena, pero nos encontramos con el problema de los recursos económicos: a corto o medio plazo sólo prevé actuar en 3 de 10.

¿Hace mucho que no habla de este asunto con la Xunta?
Hace solo unos días, y me aseguraron que van a adjudicar dos, con la idea de iniciar las obras a comienzos de 2017. No manejan ningún plazo para las otras 7.

El borrador del presupuesto contempla una partida para la citada revisión del PEPOCH ¿En qué punto están las negociaciones para aprobar el documento económico de 2016?
Confío en elevarlo a pleno a corto plazo porque las negociaciones avanzan a buen ritmo y estamos a la espera del informe de la Intervención de Betanzos. Pero es uno de los departamentos más sobrecargados, es necesario conocer el remanente y aún está sin cerrar la liquidación de 2015…

La abstención de los socialistas posibilitó la aprobación del presupuesto en Santiago ¿Le consta que existan directrices  por parte del PSOE?
En este momento no me consta, pero en el comienzo de la crisis, cuando en Betanzos gobernaba el Partido Popular, la dirección nacional nos dio instrucciones para que nos abstuviéramos y facilitáramos la aprobación de un presupuesto que, por cierto, nunca llegó a presentar el PP.

El capítulo más relevantes del presupuesto es el de personal y no parece que las relaciones entre el Ayuntamiento de Betanzos y sus empleados pase por su mejor momento a tenor de las críticas de la CIG.
Acabamos de llegar a un acuerdo con el personal laboral, pero está pendiente la elaboración de la RTP. Es necesaria una reclasificación de puestos de trabajo, pero en muchos casos esto requiere cuantías económicas, y éstas están “sujetas” por ley en toda España. Ese es el principal problema, pero confío en que, con voluntad, se pueda ir solventando. Estos días estamos analizando la posibilidad de contratar la continuidad de los trabajos… 

Los acusan de privatizar servicios públicos y atentar contra los principios del PSOE.
En el Ayuntamiento de Betanzos se han producido veinticinco jubilaciones y el número de bajas es considerable… Por ley, salvo subvenciones de otras instituciones, no podemos contratar...

En su última visita a la ciudad, el presidente de la Diputación de A Coruña anunció un convenio “plurianual” para la recuperación de El Pasatiempo ¿En qué fase está el proceso y en qué medida permitirá recuperar la actuación más emblemática de los García Naveira?
Un equipo de la Universidad de A Coruña visitó El Pasatiempo y desde Betanzos se les remitió toda la documentación solicitada, por lo que entiendo que en unas semanas se podrá mantener una primera reunión para tratar de aunar criterios de cara a la rehabilitación del espacio histórico y firmar el convenio con la Diputación de A Coruña.

¿Qué plazos maneja para poder actuar en El Pasatiempo?
La intención es poder empezar este año, pero no está garantizado, y desarrollar en plan durante tres años, hasta 2019 ó 2020.

Una vez rehabilitado, el municipio deberá enfrentarse a un segundo problema en cuanto a El Pasatiempo ¿Cómo piensan afrontar su mantenimiento para evitar un deterioro como el sufrido desde los 90?
Es una cuestión está ligada al PGOM. Sin planeamiento va a ser complicado mantener El Pasatiempo. Es una cuestión que exige mesura, no debemos precipitarnos, puesto que estamos hablando de un espacio singular, no solo para la comarca, sino para Galicia, e incluso España.

La decisión adoptada por el Ayuntamiento de Arteixo ha hecho crujir las estructura de la Mancomunidad de Municipios de A Coruña. Ramón García Vázquez reconoce que no entiende la actitud de su homólogo Carlos Calvelo. Tampoco aclara cuáles serán las consecuencias de la salida “anunciada” del municipio arteixá del Consorcio As Mariñas. 

¿Cuál es la postura de Betanzos respecto a la crisis de la Mancomunidad de A Coruña? 
La postura de Betanzos es la del conjunto de la Mancomudad de A Coruña. No entendemos la actitud de Calvelo.

¿Cree que podrán salvar ese escollo y constituir la Mancomunidad de A Coruña? 
Es que tenemos que hacerlo, porque en este momento el Consorcio As Mariñas está tutelado por el Ayuntamiento de Oleiros.... Durante nuestra última reunión en María Pita, planteamos al alcalde, Xulio Ferreiro, la perentoriedad de una respuesta en cuanto a la integración de A Coruña. 

¿Qué contestó Ferreiro? 
Que lo van a estudiar, pero no podemos demorar del proceso dada la situación circunstancial del Consorcio As Mariñas.

¿A Coruña está dispuesta a entrar en la mancomunidad con las mismas condiciones que  los municipios de As Mariñas?  
Las condiciones no se llegaron a poner sobre la mesa porque primero debe mostrarse voluntad para, a continuación, entrar en negociaciones con el Ayuntamiento de A Coruña.

¿Cuál será el papel de Betanzos en la mancomunidad, teniendo en cuenta que ni se abastece de Cecebre ni partcipar en la EDAR de Bens? 
El sistema será el mismo que el Consorcio As Mariñas, independientemente de la gestión del agua y los vertidos, consorciando el tratamiento de las basuras, el servicio de lacería y determinados aspectos en materia de Servicios Sociales. 

¿El principal problema del consorcio es Nostián? 
La es y así se lo hemos manifestado al alcalde de A Coruña. También ellos son conscientes de la situación, lo mismo que de la complejidad de la solución, pero no podemos quedarnos de brazos cruzados y estudiaremos todas las vías posibles, la que sea mejora para todos en As Mariñas.

¿Confía en que de las reuniones convocadas en Bergondo pueda salir un acuerdo similar al del Foro de Mariñán? 
Lo que se han convocado son distintas mesas sectoriales y, cada uno de los ayuntamientos nombraremos representantes en cada una de ellas en función de nuestras circunstancias... Por ejemplo, Betanzos poco o nada tiene qué decir respecto a la Ría do Burgo... Al contrario que en la mesa de transporte, en que la estamos especialmente interesados...

“Tenemos que preguntarnos por qué otros crecen y nosotros nos estancamos”