El alcalde de Pol afirma que “tiene la conciencia tranquila” y espera que “todo vaya bien”

GRA052. POL (LUGO), 17/03/2015.- El presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro (d), y el alcalde de Pol, Lino Rodríguez Ónega (i), informan de las novedades sobre la residencia del centro p&uac
|

El alcalde de Pol, el socialista Lino Rodríguez Ónega, aseguró ayer que prefiere “ser cauto” a la hora de valorar la investigación ordenada por el Juzgado de Instrucción número uno de Lugo, que motivó el registro practicado el jueves en el Ayuntamiento, aunque afirmó que tiene “la conciencia tranquila” y espera “que todo vaya bien”.
El Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, que dirige Pilar de Lara, ordenó un registro en el Ayuntamiento de Pol, dentro de una investigación abierta para determinar si pudieron cometerse por parte del gobierno local contrataciones irregulares de trabajadores, así como delitos de prevaricación en materia de urbanismo.

una denuncia por acoso
Esta investigación, que no está relacionada con la operación “Pokémon”, arrancó a partir de la declaración que prestó en el Juzgado la secretaria municipal, a raíz de una denuncia por acoso contra el regidor local, una situación que incluso llevó a la funcionaria a renunciar a su puesto en el Ayuntamiento de Pol.
El regidor local recordó que pesa sobre la causa la orden de secreto de sumario y, por lo tanto, no ha tenido acceso a las actuaciones practicadas, pero negó que hubiese habido hacia la antigua secretaria municipal ningún tipo de “acoso laboral”, por lo que ha confesado tener “la conciencia tranquila”.
El alcalde afirmó que “no hay en el Ayuntamiento ninguna persona quejosa, salvo ella”, con la que el propio regidor local no oculta que si existieron varios desencuentros motivados por discrepancias entre ambos sobre el modo de realizar su trabajo.
En todo caso, Rodríguez Ónega se mostró confiado “en que todo vaya bien”. De hecho, subrayó que “la jueza estuvo correctísima” durante el registro practicado en el Ayuntamiento de Pol y ahora espera que lo llame “a declarar”.

El alcalde de Pol afirma que “tiene la conciencia tranquila” y espera que “todo vaya bien”