Vigésimo título para el Barcelona, que superó en la final al Vic en Reus

Deporte Campeón-2016-02-28-031-2936bc4b
|

El FC Barcelona se ha proclamado campeón de la Copa del Rey 2016 que se ha disputado esta semana en Reus. El conjunto azulgrana suma el 20º título de su historia cuatro ediciones después de alzarlo por última vez, en el 2012 en Vilanova. 
El resultado de la final ha sido de 4-1 ante un CP Vic (verdugo en semifinales del Liceo) que nada ha podido hacer contra un FC Barcelona absolutamente engrasado. Los azulgrana terminan la Copa del Rey con 18 goles a favor y sólo 2 en contra, ambos de penalti. El premio MVP de la final fue para para Pablo Álvarez.
 El inicio del partido estuvo marcado por la intensidad de ambos equipos en cada una de las jugadas a la vez que por la falta de acierto cuando la bola llegaba a los contornos del área. 
La primera parada de mérito del partido fue de Grau, a un disparo de Panadero, que en la jugada siguiente mandó la bola al hierro. 
El Vic respondió con un tímido disparo de Ordeig sin consecuencias. Más peligro tuvo una contra tirada por Cristian Rodríguez, que acabó con una doble ocasión que abortó Sergi Fernánez con el casco.
 Fueron los momentos de mayor acoso rojiblanco en este tramo del partido, que vio como el FC Barcelona se avanzaba al aprovechar una directa lanzada por Álvarez por una azul que recibió Ferrant Font. 
Con la mínima ventaja se llegó al descanso, pero justo en la reanudación Panadero anotó un 2-0 que ponía el partido cuesta arriba para el Vic. La opción de meterse en el partido de los rojiblancos llegó después de dos hierros seguidos de Álvarez, el segundo con la portería vacía, porqué el FC Barcelona llegó a la decimoquinta falta. Ordeig envió al larguero un disparo violentísimo. Por el contrario, quien no falló su directa fue Pablo Álvarez, que anotó su segundo gol desde esta distancia, el tercero de su equipo y la puntilla para un Vic que empezaba a acusar el esfuerzo de tres días muy exigentes.
 Un gol de penalti de Cristian Rodríguez ponía emoción en el marcador. Pero a dos minutos del final, Ordóñez puso el 4-1 definitivo de falta directa.

Vigésimo título para el Barcelona, que superó en la final al Vic en Reus