La plataforma vecinal del Barrio de las Flores recoge firmas para recuperar su mercadillo

07 julio 2013 página 06 A Coruña.- La Asociación de Vecinos del Barrio de las Flores y la Taberna de Pou celebraron el primer mercadillo de objetos de segunda mano
|

La plataforma vecinal del Barrio de las Flores promueve una recogida de firmas a través de la web www.change.org para recuperar el Mercado de las Flores que servía como punto de encuentro vecinal en un distrito al que tildan de “históricamente olvidado” y “socialmente aislado” durante décadas.
Para el colectivo, la cita que se celebraba cada dos meses supuso el inicio de un proceso integral de regeneración urbana y dinamización socioeconómica, que además tenía un trasfondo solidario ya que entre los puestos de artesanía y de segunda mano, se ofrecía la posibilidad de depositar alimentos para ayudar a cubrir las necesidades básicas de familias en riesgo de exclusión.
La iniciativa de recuperar el evento cuenta con casi 350 apoyos en internet de los 500 necesarios para hacer presión ante el Ayuntamiento. Cuentan los impulsores que fue a finales de año cuando las autoridades les comunicaron las “importantes complicaciones” surgidas a raíz de la publicación y entrada en vigor de la Ley de Emprendimiento y de la Competitividad Económica de Galicia en relativo a los espectáculos públicos y actividades recreativas. La última edición tenía lugar en agosto de 2014 gracias a la autofinanciación de los negocios locales y los cerca de 100 puestos que se aglutinaban en un parque “desconocido para la mayoría pero con un alto valor arquitectónico y medioambiental”. La compra de artículos usados y hechos a mano se completaba con eventos sociales y deportivos para todos.
A mayores, se complementaba con diversos stands de asociaciones y ONG, para los que aseguran era una ayuda para dar visibilidad a sus ideas y proyectos. A nivel cultural, el mercadillo era una oportunidad para que los grupos locales, no solo musicales, sino artísticos, presentasen sus proyectos. Afirma la plataforma que hasta allí se desplazaban cerca de 2.000 personas. En un lugar donde, a falta de un local social, los vecinos exponían sus necesidades y las deficiencias del barrio, gracias a lo que “se lograron eliminar riesgos y conseguir pequeñas mejoras en parques infantiles y viales”.

La plataforma vecinal del Barrio de las Flores recoge firmas para recuperar su mercadillo