Ingresan en prisión por homicidio los acusados del crimen de Xermade

juan josé calaza, “el pibe”, llega a los juzgados de vilalba efe
|

  Los dos detenidos imputados por los presuntos delitos de homicidio y lesiones, en relación con el doble crimen de Xermade, ingresaron ayer en prisión por orden del juzgado de primera instancia de la localidad lucense de Vilalba.

Uno de los sospechosos, Brais Lozano Osa, de 24 años, fue trasladado por la Guardia Civil al centro penitenciario de Monterroso, mientras que el otro, Juan José Calaza, de 34 años, conocido como “El Pibe”, fue internado en la cárcel de Bonxe.

Ambos detenidos, naturales del municipio de Vilalba, pasaron ayer a disposición de la juez instructora del doble crimen perpetrado el pasado 22 de febrero, en el que murieron Víctor Hermida Purriños, de 74 años, y su hijo Eulogio Rodríguez, de 51 años, mientras que la esposa y madre de las dos víctimas, Domitila Rodríguez Souto, resultó herida de gravedad.

A las puertas del edificio de los juzgados de Vilalba se congregaron multitud de personas, entre curiosos y familiares de los detenidos, entre ellos la madre y la mujer de Calaza.

Calaza fue detenido hacia mediodía en la casa de sus padres en la parroquia vilalbesa de Martiñán, según las fuentes.

Según los mismos informadores, Calaza, que el lunes acompañó a los investigadores para una reconstrucción de la escena del crimen en la vivienda de Xermade, tenía elevadas deudas derivadas de su adicción a la droga.

De hecho, una de las hipótesis de la investigación es que el día de los crímenes podría haber estado bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

Los agentes que participan en el operativo de la Guardia Civil para investigar el doble crimen han practicado cinco registros domiciliarios en la provincia.

Ingresan en prisión por homicidio los acusados del crimen de Xermade