“En un mundo donde las canciones son rápidas, trato de hacer algo que perdure”

Copia de El Ideal Gallego-2014-01-02-012-4f124fe8

César de Centi presentará su primer disco en solitario el próximo día 18 (Ágora, 21.30 horas), en un concierto en el estará rodeado de una veintena de músicos y en el que la pintora María Piensos elaborará un retrato sonoro de lo que suceda en el escenario. El CD es el resultado de la campaña de crowdfunding con la que logró el dinero necesario para la grabación. Ahora, agradecido a sus mecenas –de ahí el título del disco, “La luz de los gigantes”-, quiere compartir este momento con todos ellos.

Parece que el crowdfunding funciona…
Sí que funciona, pero no es oro todo lo que reluce. Si al final no me salía era una bofetada a mi ego, a mi carrera, a mis canciones… Estuve leyendo mucho sobre el tema para poder hacer una campaña seria y creíble, para que la gente supiera que no quería hacerme rico, sino sacar adelante un proyecto cultural.

¿Cuánto logró recaudar?
El objetivo era recaudar 2.300 euros y, al final, logramos 2.800. Y antes de que terminara el plazo de 40 días que fijaba Verkami, la plataforma de crowdfunding que elegimos. El 90% lo solicitábamos para la edición del disco, hacer las copias… pero al conseguir más afrontamos también los gastos de producción.

Fue de los primeros en A Coruña en recurrir a este sistema. ¿Es la única manera hoy en día de poder sacar un disco?
Con la crisis hemos tenido que darle una vuelta de tuerca a todo esto, pero por otro lado también creo que las crisis agudizan el ingenio. La música, como profesión, es una carrera de fondo; no vale sacar un disco y pensar que te va a ir muy bien. En algunos casos, sucede, pero al final somos como fontaneros, hay que trabajar todos los días.

¿Y qué parte de responsabilidad tienen los mecenas?
De manera indirecta, el mecenas te permite hacer el trabajo que tú quieres hacer sin intrusismos de discográficas o incluso de productores. Y, de alguna manera, el mecenas elige lo que quiere escuchar, financia los proyectos que le gustan y se lleva una recompensa, porque sale mucho más barato hacerlo así que comprar luego el disco.

¿Sigue habiendo quien le pregunte qué es el crowdfunding?
Sí, en ocasiones se ha confundido con limosna o caridad.

Vamos con el márketing. ¿Por qué debería la gente comprar su disco?
Porque se plasma toda mi trayectoria como músico a la hora de componer y creo que en mi disco importan las canciones. En un mundo donde hay canciones demasiado rápidas –y no me refiero con mucho ritmo, sino a que son efímeras–, trato de hacer algo que perdure en el tiempo, fijándome en lo que sucede a mi alrededor.

¿A qué le canta?
Por ejemplo, una de mis canciones habla del problema que tienes cuando acabas la carrera y no encuentras trabajo o a que algunas cosas que aprendes de niño y te condicionan toda la vida no te sirven de nada cuando te haces mayor, a las mujeres fatales...

¿Qué se podrá encontrar la gente que vaya a su concierto?
Un concierto diferente al que están acostumbrados. Estaré arropado por una banda y habrá un montón de colaboraciones de gente a la que admiro. En directo no hay trampa ni cartón; es más fácil llegar a la gente, te da tablas y te enseña el oficio.

“En un mundo donde las canciones son rápidas, trato de hacer algo que perdure”

Te puede interesar