Garcés irrumpe en la crisis socialista calificando de “estrepitoso” el desplome sufrido por el bipartito

|

El Ideal Gallego-2011-05-27-002-2d53f041

  R.L. > a coruña

  El socialismo coruñés ha entrado en barrena. Contra el silencio prudente que recomiendan los manuales de crisis, en las cada vez más mermadas filas del grupo municipal se suceden las declaraciones, a cual más sorprendente, inesperada e incendiaria.
El último en irrumpir en la escena –con la fuerza y la imprevisión de un tsunami– ha sido Carlos González-Garcés, aún concejal de Fiestas, y que pasó de golpe todas las facturas pendientes.

Puesta en escena > Garcés marca estilo y las formas son fundamentales en su dietario. Ayer aprovechó un gesto de Pastor López, portavoz de la Trova Coruñesa, para erigirse en la estrella no invitada de la presentación de un concierto benéfico. “No sé si don Carlos quiere decir algo”, indicó, señalando al concejal que escuchaba al fondo del salón Real.
“Seeee”, contesto Garcés como dejándose querer, mientras caminaba hacia el atril ante la atónita mirada de su colega Silvia Longueira.

“No voy a hablar” > “Silvia, te agradezco mucho tu colaboración y tu presencia en esta rueda de prensa que estaba previsto que hiciera yo”, comenzó.
El todavía concejal explicó que en el último momento habían decidido cambiarlo en una decisión que, según le explicaron, se tomaba por razones “absolutamente ajenas a un contenido político”.
“Lo mismo que no se me invita –subía el tono– a ninguna reunión del grupo (municipal) y sin embargo sí a otros concejales, como por ejemplo Obdulia Taboadela”.
Tras el “shock” inicial provocado por sus palabras, alguno de los presentes acertó a preguntar sobre los motivos por los que cree que no se le convoca a las reuniones de grupo. “Supongo que la opinión que yo pueda expresar no es importante”, ironizó.
Pero la ola gigante aún no había roto. “Pese a haber sido ninguneado, no voy a abrir la boca sobre temas políticos, ni siquiera voy a hablar nada del desastre que ha pasado en La Coruña. Jamás voy a aprovechar para decir ni para comentar el desastre que supone haber bajado seis concejales en las dos últimas elecciones. No corresponde en este momento ni siquiera hablar de la bajada estrepitosa de cinco concejales entre el PSOE y el Bloque. Esto corresponde en otro momento”.

Respuesta > Visiblemente enojada, Longueira le respondió un tanto lejos del micrófono: “Cuando tengamos que decirnos algo, nos lo diremos donde nos lo tenemos que decir”.
Ya más tarde, y cuando había acabado la rueda de prensa, la aún concejala de Servicios Sociales atendió a las preguntas de los medios de comunicación, todavía tumefactos por la escena que acaban de presenciar. “La actitud de mi compañero, de Carlos, es muy personal en ese aspecto y tiene todo el derecho del mundo a manifestarlo, aunque yo creo que estas cosas es mejor hacerlas en otro sitio”.
Longueira, periodista colegiada, aseguró que “a los ciudadanos esto no les interesa”, antes de hacer su propio balance de los resultados electorales. “Es algo que en toda España nos ha dejado mirando para Cuenca. El país entero está mal y eso no lo arregla ni san Mariano ni san Carlos”, manifestó antes de sentenciar que el problema es “que el poder económico ha suplantado al poder político”.


 

Garcés irrumpe en la crisis socialista calificando de “estrepitoso” el desplome sufrido por el bipartito